Opinión

Tres cosas más

SURREALISMO CRUDO

Por: Javier Angulo

1. Cuando el señor Burns presenta su película biográfica en el festival de cine que aparece en Los Simpson, hay una escena que lo muestra como si fuera Dios aparecido en el desierto para darle agua a Ben Hur, lo que el esclavo agradece con la frase "en verdad eres el rey de reyes" (una referencia la famosa épica de Hollywood acerca de la vida de un improbable Jesucristo de ojos azules). El agua que el señor Burns sostiene en su mano viene embotellada y es marca Evian, en una clara sátira a lo que se llama "product placement", es decir, la inserción de marcas y productos en las películas que se realiza gracias a la magia del dinero. En otra lectura, la escena podría significar que luego de haber colocado manantiales de agua cristalina por todo el planeta, el creador toma la forma del señor Burns en una impecable túnica blanca para dar a la humanidad su aprobación de que el agua embotellada sea una cosa normal en este mundo, y que además tengamos que buscar la que sea baja en sodio.

2. La primera vez que vi el Donkey Kong Country de Super Nintendo, tuve la sensación de estar frente a una obra de arte. Luego pensé que el futuro nos había alcanzado. Después, que necesitaba tener ese juego ya. Los plátanos giratorios, los escenarios naturales, las texturas de los personajes y la música conformaron uno de esos títulos perfectos y atemporales que hasta el día de hoy se pueden disfrutar. Para mí, la trilogía original de Donkey Kong Country es en videojuegos lo que la de El Padrino es a las películas. Apenas puedo creer que han pasado veinte años desde que el simio de la corbata llegó para alegrar mi vida.

3. Algo me dice que si la Coca Cola vuelve a sacar sus latas con nombre dentro de unos diez o quince años, es decir, cuando los niños de hoy se hayan convertido en adultos que van al Oxxo a comprar su veneno negro por cuenta propia (delicioso, refrescante, ideal para acompañar con los mariscos, pero veneno a fin de cuentas) no van a batallar tanto, ya que el mundo estará poblado por gente que sólo se llama de cuatro maneras: Mateo, Camila, Emiliano y Sofía. Serán buenos tiempos.

Twitter:@eljavierangulo