Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Truenan contra la Cofepris

Un tema de salud pública mal operado por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), escaló a un conflicto comercial que amenaza con desbordarse y que por lo pronto derivó apenas en el mes de diciembre pasado en una protesta de la embajada de Suiza en nuestro país.
Sucede que el regulador al mando de Julio Sánchez y Tépoz le abrió la puerta de par en par a los fabricantes de biocomparables para que registren sus productos, sin que estén totalmente certificados y cumplan con los requisitos de eficacia. Y lo que es peor, violando las patentes.
Laboratorios transnacionales acusan a la Cofepris de manejar en la totalidad opacidad los mecanismos de evaluación y los criterios de selección de paquetes de medicamentos a liberar, incumpliendo los acuerdos de que pasaran por el tamiz de un consejo de expertos de científicos.
A finales del año Roche y Novartis, las influyentes farmacéuticas que presiden globalmente Severin Schwan y Joseph Jimenez, se quejaron ante el gobierno de Suiza que encabeza Johann Schneider-Ammann. Acusaron a México de violar sus derechos de propiedad intelectual por el accionar de la Cofepris.
Esa inconformidad rebotó en diciembre en la embajada suiza en nuestro país, que representa Louis Jose-Touron. La queja se elevó no solo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial a cargo de Miguel Angel Margáin, que ya está confrontado con la Cofepris porque autoriza registros sanitarios ilegales.
También se llevó al propio secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien hace unas cuatro semanas se reunió con el secretario de Salud, José Narro, para evaluar lo que se ve como un potencial conflicto comercial.

DÓLAR ARRASTRA
El 2017 se ve muy cuesta arriba para los contratistas de Pemex, que dirige José Antonio González Anaya. Con dólares de 22 pesos amenazando a irse a más de 25, ya es financieramente inviable sostener rentas diarias de plataformas que van de 110 mil en el caso de las Jack-ups a 300 mil dólares en las semi sumergibles, o de 250 mil dólares en lo que hace a embarcaciones o floteles. Por eso este año empieza con mucho ruido para firmas como Cotemar de Cristina Lobo y Mario Dávila, Oro Negro de Gonzalo Gil, Grupo R de Ramiro Garza, Perforadora Latina de Adolfo del Valle, Perforadora Central de Patricio Alvarez Morphy, TMM de José Serrano, Diavaz de Luis Vázquez, Marinsa de José Luis Zavala, entre otros. Por si lo anterior no fuera suficiente, muchos de ellos tienen deudas denominadas también en dólares.

URBI NO TERMINA
Sobre la reconformación de capital de la nueva Urbi, que dirige Román Álvarez, le preciso que los bondholders asumieron no 26%, sino el 11.7% tras capitalizar deudas por 17 mil millones de pesos. Nos aseguran que la viviendera todavía no concluye la entrega de los nuevos títulos. Además de los tenedores de bonos hay que considerar el aporte de nuevo capital que hicieron 34 inversionistas de Estados Unidos, Canadá y México, donde se incluyen a 14 directivos de Urbi, incluidos sus fundadores Cuauhtémoc y Nezahualcóyotl Pérez Román, que en conjunto inyectaron mil 266 millones de pesos. Otro 10% quedó diluido entre bancos, proveedores chicos y grandes, como Cemex que comanda Rogelio Zambrano.

NEC SE PREPARA
NEC de México, que preside Yukio Hioki, ve los temas de seguridad como un área de oportunidad para el 2017. Ofrecerá soluciones tecnológicas enfocadas al desarrollo de ciudades seguras y protegidas con tecnologías de punta que conlleven a la creación de urbes más inteligentes. La empresa japonesa creó la “Plataforma de Seguridad Cibernética”, una solución proactiva que previene la ocurrencia de ataques cibernéticos y toma medidas para impedirlos antes de que sucedan. Según datos de Advanced Technologies, el mercado global de ciberseguridad alcanzará los 120 mil millones de dólares en 2017. Se trata de una suma importante, que está muy por encima de los 63 mil 700 millones de dólares que significó en 2011.

MAPFRE NO PAGA
Lidiar con aseguradoras es un viacrucis. Se les paga religiosamente la póliza y cuando deben entrar al quite, sobre todo cuando se trata de un padecimiento de gravedad, empiezan a regatear el servicio e inventar uno y mil pretextos para evadir su responsabilidad. Por eso nadie quiere a las aseguradoras. Mapfre, la aseguradora española que preside aquí José Carpio Castaño, honra con creces esa percepción negativa que de esas intermediarias tiene el cliente promedio de nuestro país. La compañía se niega a atender a sus asegurados. Por casos como los de Mapfre, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), que preside Mario Vela, a la sazón director de GNP, tiene que cargar con el descrédito del sector.

ENOJO EN FORD
Ya hay relevo de Carlos Sánchez en la dirección de Ventas, Mercadotecnia y Servicio a Clientes de Ford para México, Puerto Rico y Centroamérica. El mexicano es de los pocos decanos que quedaban en la industria automotriz. Trabajaba en la compañía desde 1983. Su relevo es el venezolano Héctor Pérez. De entrada el ejecutivo deberá calmar los ánimos de no pocos distribuidores. Y es que hay malestar y enojo con la ensambladora de que preside aquí Gabriel López por la decisión de cancelar la inversión de mil 600 millones de dólares de San Luis Potosí. Los concesionarios esperaban una postura más digna de la compañía frente a los arrebatos de Donald Trump, cuya insensatez quedó evidenciada otra vez ayer frente al mundo.