Opinión

Un caos por el Madero

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

Por: Redacción

Antes de que el sol saliera, los empleados del Ayuntamiento de Culiacán ya estaban realizando las primeros trabajos de la obra en remodelación de la calle Escobedo.

De nada sirvieron las protestas hechas por los comerciantes donde le pedían al alcalde Sergio Torres de que estas iniciaran hasta el mes de enero de 2015, ya que sus ventas se verían seriamente dañadas. El problema hoy no sólo empezó para los comerciantes, también para los automovilistas y personas que utilizan el servicio de transporte urbano, ahora fueron dejados en otro punto, desviándolos completamente. En esta ocasión le volvió a fallar al Ayuntamiento de Culiacán al no informar con anticipación sobre dichos trabajos de remodelación que se harían por la mencionada vialidad, así como informar a los camioneros sobre las indicaciones que les tendrían que dar al usuario. Lo importante aquí fue iniciar con la obra sin que nadie lo impidiera y así fue. Por lo pronto, los comerciantes afectados están solicitando una serie de peticiones al gobierno estatal para no verse en la necesidad de cerrar sus negocios, tales como otorgar becas a los trabajadores y que no se coloquen cintas amarillas para que los clientes lleguen sin ningún contratiempo al lugar deseado, en este punto tendrá que analizar muy bien si da respuesta positiva a los demandantes. Por lo pronto, el propio Aarón Rivas, secretario de Desarrollo Económico ha dicho que se buscarán las mejores medidas para dar solución a los afectados y que no se busca darles créditos, ya que los comerciantes no quieren estar endeudados. Casos como estos se presentan cada vez que se va a realizar alguna modificación al centro, lo ideal es que las autoridades vean con anterioridad todos estos detalles y así evitar esta problemática.