Opinión

Un compromiso de todos

Por  Jorge Luis Lozano

La falta de nuevos atractivos, el deterioro de la infraestructura de servicios y una atención de baja calidad han evitado que por al menos dos décadas, Mazatlan haya perdido terreno en los mercados internacionales.
Hoy se está trabajando en la solución de las deficiencias y se podría decir ue Mazatlán, como destino turístico se está reinventando. 
El gobierno federal que encabezó el priista, Enrique Peña Nieto apostó por Mazatlán como destino tradicional e invirtió en la regeneración del malecón, en la consrucción de nuevos parques, como el de las ciudades hermanas, la creación de espacios en el faro de Mazatlán y una promoción poco vista con antelación.
La nueva administración que ahora encabeza Andrés mnuel López Obrador, parece mantener la confianza en Mazatlán y nuevo proyectos empiezan a ser anunciados. El mandatario dio el voto de confianza a la construcción del Parque Central y el levantaminto de un nuevo acuario, ahora de corte internacional que está proyectado para conertirse en uno de los más grandes de latinoamerica y una ventana a la rqueza natural del Mar de Cortés. Ahora se anuncia la construcción de una nueva terminal de cruceros internacionales en la Isla de la Piedra y un plan de regeneración de urbanística en los accesos principales a la ciudad. 
No obstante, la meta de Mazatlán es más ambiciosa a solo mantener el mercado nacinal. La reconquista de los mercados de Estados Unidos y Canadá es uno de los primeros retos y luego promocionar el puerto en mercado de Europa y Latinoamerica. 
El cambio no está excento de polémicas y conflictos y habrá más, seguramente. Pero es necesario que los mazatlecos también se comprometan con este proyecto que pretende convertir a Mazatlán, en el mejor destino del Pacífico Mexicano.  

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo