Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un gran aplauso a la Feria del Libro de Tijuana

DIVAGACIONES DE LA MANZANA

Por la cantidad de expositores y la diversidad de actos culturales programados, y dada la calidad de sus protagonistas, la Feria del Libro de Tijuana se ubica ya entre las principales del país.

Esta feria se organiza entre el Instituto Municipal de Arte y Cultura y Unión de Libreros de Tijuana, con apoyo de instituciones públicas y de la iniciativa privada. Sus objetivos centrales son promover la lectura en la comunidad y constituirse en una alternativa de turismo cultural.

Del 31 de mayo al 8 de junio se celebró la edición número 32 de esta feria, lo que significa que es una de las más antiguas que existen en México, pues se realizó por primera vez en 1982.

La sede fue el Centro Cultural Tijuana, donde se dieron cita más de cien expositores, entre firmas editoriales y, especialmente, librerías de la localidad. También hubo un muy buen número de actividades culturales de diverso tipo.

Esta fiesta de la lectura –y de los lectores– se dedicó a la memoria del talentoso escritor Federico Campbell, oriundo de esa ciudad norteña, quien lamentablemente falleció a principios de este 2014.

También se rindió homenaje a otros célebres hombres de letras ya desaparecidos: Efraín Huerta, Octavio Paz, Julio Cortázar y José Revueltas. Además de que comparten su enorme calidad como escritores, estos cuatro grandes tienen algo en común: todos nacieron en 1914, por lo cual este año se cumple un centenario de su natalicio.

El director honorario de esta Feria fue el maestro Leobardo Sarabia, un muy destacado hombre de la cultura de Baja California, así como ameritado escritor y promotor cultural, quien entre muchos logros tiene el de haber sido el fundador del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Tijuana (IMAC). Por cierto, tuve la grata sorpresa de conocer y reconocer ahí a Ava Ordorica, subdirectora general del IMAC, una mujer capaz y dinámica.

Así que tanto para mí como para mi compañero Alejandro Ordorica fue privilegio y un disfrute participar en esta prestigiada Feria y visitar una vez más aquella ciudad fronteriza, la más poblada de Baja California.

Por mi parte, sostuve un interesante y enriquecedor encuentro con un grupo de chefs en la Culinary Art School, dirigida con excelencia por Javier González y su esposa Ana Laura. Esta escuela, fundada hace más de diez años, está considerada como el mejor centro educativo en el campo gastronómico del noroeste mexicano. Cabe señalar que la cocina de Baja California se ha posicionado como una de las mejores en nuestros días, bajo ese movimiento tan prestigiado y de avanzada que se conoce como Baja Med.

Un día después, Alejandro y yo presentamos en la Feria nuestro libro Mesa soberana, que tuvo muy buena acogida y fue comentado por Javier González.

Alejandro, a su vez, presentó su libro La explosión metropolitana, un ensayo político y todo un documento sobre problemas y retos de las zonas metropolitanas, en especial de la del valle de México, constituida por el Distrito Federal y el Estado de México. Una zona, por cierto, considerada la primera del mundo desde el punto de vista de su magnitud y complejidad. La presentación fue conducida por el maestro Eduardo Cruz, quien realizó atinadas e interesantes observaciones.

Así que por múltiples razones tuvimos una experiencia tan provechosa como gozosa, pues nos permitió acercarnos a la realidad de aquellos lugares donde empieza la patria, así como testimoniar la inmensa oferta cultural que ahí existe, además de la nueva y deslumbrante infraestructura de que disponen en esa ciudad bajacaliforniana. Por ejemplo, el Centro Estatal de las Artes, con su constante y variada actividad, así como museos e instalaciones diversas que en su conjunto superan la oferta cultural del "otro lado".

En síntesis, regresamos enriquecidos de nuestra visita a ese punto clave en nuestra geografía, donde se ubica el cruce fronterizo más transitado del planeta, pues en la garita de San Ysidro, entre Tijuana y San Diego cruzan cada año ¡50 millones de personas!.

¡Muchas gracias y felicidades a Tijuana y los tijuanenses!

[email protected]