Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Un indígena criado en la absoluta pobreza, hoy es millonario

ALGO DE NEGOCIO

La semana pasada estaba viendo los premios nacionales al emprendedor. Ninguno de los galardonados llamó mi atención, con excepción de una indígena maya que creó a los 11 años una AC para la educación ecológica. Hoy tiene 29, recibió el Premio Rolex de la fundación de esa compañía, el área ambiental en 2012, además de muchos reconocimientos más, tanto nacionales como extranjeros. En eso estaba cuando recibí un correo de un amigo de Ecuador, platicando con él salió el tema de la indígena y me platicó de uno de sus clientes que también es indígena, con mucho éxito empresarial. Al platicarme un poco de sus empresas, me despertó la curiosidad y para no hacerles más largo esto, me contacté con él y esta es su historia.

Ecuador es un país con mucha población indígena y, como en la mayoría de los países, son los más pobres y con menores oportunidades.

Luis Alfonso Chango nació en una comunidad indígena llamada Chibuleo, en el estado de Ambato, en el centro del país. Desde niño trabajó vendiendo ajo, que cultivaban sus padres. La venta la hacía en la ciudad de Ambato de manera callejera. Fueron 15 hermanos en la familia, sólo viven 7.

Fue a la escuela con la oposición de su padre, ya que temía que fuera agredido por los alumnos mestizos o blancos. Logró graduarse como el primero de su clase. Después, mediante una beca, pudo estudiar para abogado. Durante todo ese tiempo continuó trabajando en lo que pudo, ya que tenía responsabilidades con una familia, se casó a los 16 años. Mediante otra beca de una fundación suiza, logró estudiar la maestría en negocios en el ICAI en la República de Costa Rica. Cuando regresó a su ciudad, decidió fundar una cooperativa. Durante su vida padeció que los indígenas no eran sujetos de crédito, estaban en manos de usureros y coyotes en las producciones agrícolas o cualquier actividad económica que iniciaran.

A los 25 años con 32 socios fundadores, y aclaro que no todos pusieron dinero, se funda la cooperativa de ahorro y crédito Mushuc Ruma (hombre nuevo en quechua). Tardó dos años en que el gobierno aprobara su operación. Comenta que tenían una gran desconfianza en los indígenas por parte de las autoridades. Fue fundamental el apoyo de la misma universidad donde estudió su maestría y la fundación suiza que le otorgó la beca para su aprobación.

En sólo 12 años desde su fundación, ha logrado lo siguiente: cuentan con 163 mil asociados, 105 millones de dólares colocados en cartera, 40 mil créditos vigentes que van de los 100 a los 45 mil dólares por cliente, 132 millones de dólares en activos, 8 sucursales. Cuentan con otras empresas, que son negocios relacionados con otras actividades, estos son: Mushuc Autos, que vende autos usados, Mushuc Wasi, que es una ferretería y material de construcción, Mushuc Ka, que vende electrodomésticos, Mushuc Cauzai, que es un supermercado. Estas empresas pagaron de impuestos 2 millones de dólares en 2013.

En Ecuador, la economía está dolarizada, no existe moneda local, así que todo se mide en dólares.

Desde niño juega futbol. En 2006 fundó el club Mushuc Runa Sporting Club, dirigido por indígenas. En 2013 ascendió, ya es equipo profesional, su presupuesto anual es de 500 mil dólares, su siguiente meta es que un indígena juegue con la Selección nacional.

En las pláticas con este, contó lo que es pasar hambre, no tener luz eléctrica, vivir la extrema pobreza, discriminación, pero dice que esto le ha permitido llegar a donde está.