Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un mal precedente

GUASAVE

Através de su rector, la Universidad Autónoma de Sinaloa está planteando a la Junta Municipal de Agua Potable de Guasave la condonación de un adeudo que por concepto de consumo tiene pendiente de pago hace varios años.

Asumiéndolo desde un punto de vista social, porque la educación lo es, la petición pareciera tener una buena dosis de razón y sería una buena aportación de la administración a esa causa académica.

Sin embargo, desde la perspectiva no sólo de la crisis de Jumapag, sino de que es un servicio que tiene un costo, el asunto tendría que ser estudiado para visualizar los pro y los contras de una condonación.

Ciertamente regalar el suministro de agua a una institución como la UAS local sería un gesto social que ayudaría a la economía de la alma máter, siempre tan urgida de dinero.

Desde la otra cara de la moneda se tendría que decir que indultar el pago de una fuerte cantidad por consumo de agua, a Jumapag le representaría una importante merma en sus ingresos, que si bien no los ha tenido desde hace varios años, lo cierto es que puede reclamarse ya por la vía política, ya por la legal.

Y en ese sentido, quizá el daño económico no sería tanto para la Junta de Agua, pero lo que sí habría que analizar es el hecho de las consecuencias de una indulgencia de la deuda a la Universidad de Sinaloa.

De hecho, perdonarle lo que debe y dejarle en cero la deuda, sería un mal precedente que a la vez podría ocasionar que decenas, quizá cientos de planteles educativos que operan en el municipio y pudieran estar en las mismas condiciones de morosidad, terminen exigiendo el mismo trato. En todo caso, mejor sería que las autoridades de ambas instituciones se sienten en la mesa a discutir una posible fórmula que resulte satisfactoria para ambas partes y que desde luego no implique onerosidad para una y desfalco para la otra.