Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Un místico

COMPÁS Y ESCUADRA

Ser místico no significa ser extraño o extravagante. El místico actual no vive aislado del mundo ni lejos de las experiencias materiales propias de su condición humana, a pesar de que se crea que es un irrealista, desprovisto de toda lógica, o que es una persona demasiado soñadora e idealista. Sí, el místico busca fundir su alma con lo absoluto, con Dios, pero nunca huir del mundo, sino hacerse maestro en las cosas de la vida. Es un ser activo, que se esfuerza en su trabajo, que hace caridad, estimado por sus amigos, tolerante de las diferencias religiosas y otras cosas, además de buscador del conocimiento de sí mismo y de la verdad.

Los rosacruces y los masones propugnan por un misticismo con un alcance amplio, donde se manifiesten las dos polaridades del ser de manera equilibrada, místicos que sean realistas e idealistas, es decir, que nunca descuiden las aspiraciones espirituales profundas, pero siempre tomando en cuenta las contingencias materiales.

Un místico moderno, debe ser reflejo de armonía y balance, buscar su desarrollo interior, el cual debe reflejarse en su comodidad exterior. No es fácil comportarse como místico, porque requiere firmes convicciones, trabajo continuo sobre sí mismo y sobre su consciencia, pero al mismo tiempo tiene que considerar permanentemente su papel dentro de la sociedad donde vive y su relación con los demás.

Los místicos actuales usan un poco de su tiempo diario a meditar u orar estableciendo contacto con su ser interno, pero esto ilumina su mente para hacerlos más útiles en su profesión, oficio u ocupación, en beneficio propio y del prójimo.

Cualquiera que sea su campo de acción, un místico de hoy debe fundirse entre los dos mundos: el material y el espiritual, entre el temporal y el intemporal, entre el cielo y la tierra, para constituirlos en una sola unidad.

Los estudiantes de misticismo no son ermitaños ni ascetas, sino constructores de un mejor mundo material a base de un desarrollo espiritual paralelo.

Únase al misticismo, estúdiese a sí mismo, reflexione diariamente sobre la utilidad de su vida.

www.historianews.com [email protected]