Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un modelo a replicar

MAZATLÁN

Los beneficios de este evento se multiplican en la ciudad, no solamente en lo que la llegada de los motociclistas y su familia representa en derrama económica, sino también en imagen. Este es un evento único en su tipo en Sinaloa y de los principales de país.

Es sin duda un modelo a replicar. Este año la intención de los organizadores es que la derrama económica no solamente se quede en el puerto, sino que darán un mayor énfasis a la zona rural. Año con año visitan pueblos como El Quelite y La Noria, incluso municipios vecinos.

Este año, con la Secretaría de Turismo metida de lleno – como otros años no lo estuvo – visitarán pueblos mágicos como El Rosario, Cosalá y El Fuerte, al igual como pueblos señoriales, siendo San Ignacio uno de ellos. Según las estimaciones serán 20 mil motociclistas los que nos estarán visitando a lo largo del evento.

Esto junto al turismo que ya teníamos ha generado ya ocupaciones hoteleras del cien por ciento, pues al lado de los participantes del evento llegan familiares y amigos que igualmente generan importantes derramas económicas.

Con 19 ediciones en su haber, la Semana de la Moto es un evento que digamos, ya pagó derecho de piso. Es reconocido y se ha consolidado en su nicho específico y año con año sabemos que tras la buena racha de la Semana Santa, viene otra casi igualmente buena con los motociclistas.

Lo que necesitamos en Mazatlán es replicar este tipo de eventos. Ya que por sí solos traen visitantes de buen poder adquisitivo que dejan derramas en toda la cadena turística.

Para ello lo que se requiere es una mayor creatividad y por supuesto apoyo, respaldo y hasta guía de ser necesario de la Secretaría de Turismo. En la zona sur somos privilegiados en recursos naturales que dan miles de posibilidades en temas turísticos y deportivos, por mencionar sólo dos áreas.

Contamos con una infraestructura única como el puente Baluarte que debiéramos capitalizar a nuestro favor más de lo que estamos haciendo.

El Centro de Convenciones está siendo subutilizado. Mantener este recinto lleno con buenos eventos – y no con cortesías de eventos oficiales – debe ser una prioridad no solo de los dirigentes de este recinto sino de los encargados de promover el turismo en la ciudad y en el estado.