//
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un mosco para la frontera

RINCÓN BEISBOLERO

Avisados. Que si la directiva de los Toros de Tijuana esperaba conmocionar al mundillo beisbolero mexicano con el anuncio de la contratación de Eduardo Arredondo, lamentamos decir que el asombro y la sorpresa fueron mínimos. Hay una sensación generalizada de que se trató de un movimiento muy cantado que además, deja ciertos recelos por no decir que dudas.

Se traen a valor presente, primero, la firma del contrato del pelotero con los Olmecas de Tabasco en Diciembre de 2013 y segundo, las declaraciones de Arredondo en Febrero de este año en las cuales informaba (y lamentaba) no poder jugar en Liga Mexicana y con Olmecas esta temporada. Son antecedentes de peso, que no pueden hacerse a un lado a la hora de revisar el anuncio hecho ayer por los Toros.

Que si en Villahermosa hubo jolgorio por la firma del "Mosco" cuando su firma, luego el desencanto cuando su anuncio: "no voy a ir para allá, tengo unas cosas que hacer, tengo unas cosas personales ya hablé con la directiva para informarles que no pienso participar este verano"

Para poner las cosas más en claro, agregó: "No tiene que ver nada lo económico, esto lo hicimos con mucha anticipación, yo estaba en la mejor disposición y sigo con la mejor disposición, pero será para el próximo verano".

¿Qué si jugaría beisbol este año? "No creo tener el tiempo de poder jugar, si acaso el acondicionamiento físico, y lo que respecta a entrenamiento de beisbol lo puedo llevar a cabo, pero de tiempo completo no puedo llevarlo a cabo".

Esto en Febrero.

Reglamentos. Dicen que en la LMB nada se mueve si se aparta de los reglamentos, que nada puede estar por sobre lo que dicen los "h" estatutos. Que si el paradigma prevalece, habría que preguntar inocentemente cómo actuó la directiva de los Olmecas al saber que el Mosco no actuaría este año.

El año pasado, Arredondo no quiso firmar su contrato y por eso no jugó con Olmecas, sancionado en apego al reglamento (Plinio dixit).

Su caso no entraría al de "retiros", cláusula en la que absurdamente se dice que la liga debe autorizarlos, sino más bien al de "temporalmente inactivos", lista en donde debe permanecer mínimo diez días. De todo esto el club debe informar a la liga.

Digamos que todo esto son las menudencias, los detalles que rodean al caso porque en lugar que fuera reinstalado en la lista de activos para entonces armar el movimiento, de repente surgió el movimiento con el cual, se dice, Arredondo se muda a Tijuana a cambio (dicen) por Eduardo Santos (C) y César Rodríguez (J), y el pítcher culichi Amílcar Gaxiola.

Aquí es donde surgen las preguntas que no es que sean maliciosas, sino solamente reflejan dudas.

Cuestionamientos. ¿Por qué desde Febrero se rumoraba la llegada de Arredondo a Tijuana? ¿La versión la filtró el propio pelotero?

¿De veras no fueron razones económicas por las cuales no jugó el Mosco con los Olmecas? ¿Cuál será el diferencial entre el sueldo ofrecido por Olmecas y el de Toros?

¿Cómo procedieron los Olmecas cuando el anuncio de Febrero de Arredondo, lo intentaron negociar, lo pusieron "temporalmente inactivo" o lo ofrecieron al mercado? Hablamos de que ya tenía contrato firmado.

No, ni quién crea que hay obligación de informar, se entiende que todo se dio en los límites de "lo permitido".

Pero sí queda claro que para que todo esto resultara (digamos) "transparente" a fuerza tuvieron que estar de acuerdo los dos clubes y el pelotero. Para bailar tango se necesitan tres… y puede que la LMB haya sido quien aplaudiera.

Leíamos ayer en redes sociales "hay que tenerle un poco más de respeto a la afición" o lo que es lo mismo, no hagas cosas buenas que parezcan malas.

Cuidar las formas, pues.