Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un mundo de diferencia

SAN CADILLA

México, atrás, muuuy atrás quedaron los tiempos en que Miguel Herrera decía que el buen funcionamiento de Marco Fabián sólo había sido en un juego y donde se desvivía en elogios para Carlos Peña, a quien veía como titular indiscutible.

La verdad es que el "Gullit" ha caído en un pozo del cual no ha podido salir. Todos saben que la capacidad la tiene, pero parece que la lesión de Luis Montes le pegó de más y no lo ha podido superar.

Los que están ahí dicen que en las prácticas no le sale una, falla los pases, los tiros y el "Piojo" nada más retuerce los ojos esperando que Peña, con quien ha hablado varias veces en privado, recobre su nivel.

Exactamente la otra cara de la moneda es lo que sucede con Fabián, pelea todos los entrenamientos, le salen hasta las de sexto año y con justa razón se ha ganado ser el cambio recurrente de Miguel y tener grandes posibilidades de ser titular el domingo ante Holanda.

Otro de los que anda irreconocible es Isaac Brizuela, quien tampoco anda fino, al punto que algunos de sus compañeros ya le pidieron que juegue como en el Toluca ¡Qué manchados!

De los cepillados el que no baja los brazos es Alan Pulido, ya les había contado que andaba agüitado, pero la verdad es que la rompe en las prácticas, donde demuestra su talento día a día, pero ni eso le ha dado minutos y ahorita ni cómo criticar al "Piojo" por no usarlo.

Sangre... ligera. Ayer se esparció el rumor de que la barra La Sangre Azul se manifestaría en contra del presidente Guillermo Álvarez Cuevas en el Corporativo de Cruz Azul, con la curiosidad de que los barristas ni por enterados estaban de su "cita".

Resulta que en medio del pleito que sostienen los cooperativistas depuestos de sus cargos contra el dirigente cementero, a alguien se le ocurrió decir que hasta los integrantes del grupo de animación expresarían su inconformidad por cómo se manejan las cosas en el club, algo que suena imposible.

Y es que si hay una barra que tiene cercanía con su directiva esa es precisamente La Sangre, que incluso ha trabajado a la par del club a la hora de crear mosaicos en las gradas y que aceptó sin chistar la sanción de no entrar a varios partidos luego de invadir la cancha hace un par de torneos.

Es más, tan defensores de los intereses de Cruz Azul se sienten que alguna vez fueron los mismos barristas quienes lanzaron agua a ciertos comentaristas que criticaban a los jugadores cementeros.

La mentada manifestación terminó por ser ridícula porque justo ahora los barristas quieren ser blancas palomitas, ya que de su conducta dependerá el que les dejen otra vez utilizar toda la Cabecera Norte y no sólo la mitad, como ocurrió en el último torneo tras la ya mencionada invasión.

Siguen luchando en la tele. ¡Agárrense! Que la lucha por el rating en el histórico partido ante Croacia la ganó Televisa.

Resulta que las huestes de Emilio Azcárraga registraron 24 puntos, por 19.8 de los chicos de Ricardo Salinas Pliego en la transmisión del triunfo de México por 3-1 ante Croacia.

Y les digo que fue histórico, porque entre ambos registraron 43.8 unidades, un verdadero récord para la televisión deportiva mexicana, superando la marca que tenía la Final de la Copa Confederaciones de 1999, que fue de 43.5.

Azcárraga, quien ha sido visto en Brasil siguiendo al Tri, anda muy contento, así como varios ejecutivos que sentían el rigor de que Azteca los tuviera abajo en los meses previos.

Estos números tienen varias explicaciones. La primera y, para mí, la más importante, fue que Televisa apostó con todo por su Canal 2, históricamente el más visto en todo el país.

Los aztecos, no sé si se confiaron, pero se vieron muy tibios mandando sus transmisiones al Canal 7, que sólo cubre el 90 por ciento del territorio y en muchos lugares del país la señal se ve francamente mal.

Nada que ver con el Canal 2, que llega al 97 por ciento de la población de este país y con la mejor imagen.

Como la vez anterior que les platiqué del asunto, en TV Azteca desestiman los números del IBOPE porque creen que les está cobrando factura por sus antiguos pleitos legales e insisten en tener otros números.