publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un panismo débil

GUASAVE

En el siguiente proceso interno del PAN para designar a su candidato a diputado federal por este distrito, le resultará complicado en la figura de alguno de sus distinguidos militantes, refrendar el éxito electoral que obtuvo con Armando Leyson y posición que está en manos del priista Blas Rubio.

A la vista no se observa dentro de los cuadros albiazules a ningún elemento con el suficiente estalaje que le ofrezca, no digamos la garantía, sino ni siquiera la posibilidad de despertar el interés ciudadano.

Sólo el propio alcalde Leyson por su calidad de líder natural y capacidad de maniobra como gobierno -si así lo decide y se presentan las circunstancias- cuenta con la muy cierta probabilidad de ganarle al PRI, porque repetimos, la verdad en el PAN en cuanto a valores políticos rentables se refiere, desde un avión en vuelo raso se le puede practicar un inventario.

Una segunda opción panista sería el doctor Jesús Antonio López Rodríguez, que quizá por cuestion de interés de grupo (es de puramente de Leyson) tenga la oportunidad de ganar la nominación interna.

No obstante de acuerdo con las recientes mediciones queda reflejado con mucha claridad que la aceptación que tuvo como candidato a diputado local fue gracias al arrastre del titular de la fórmula que jugó para la alcaldía y no en función de su propia rentabilidad electoral.

Sin embargo, asumiendo que el doctor López Rodríguez fuera elegido candidato a la diputación federal, ello al panismo le significaría arrostrar el gran riesgo de perder en las urnas, similar al que han enfrentado en elecciones intermedias anteriores.

De hecho y hablando de otros albiazules personajes políticamente menores que tal vez cuentan, pero hasta ahí, con la oportunidad de ganar el proceso interno, en ninguno se aprecia, dado sus expedientes, una fuerza electoral sólida.

Es más, no atreveríamos a decir que panistas como Artemisa García o el mismo Galaz, que perdió en su anodina diputación el capital político que tuvo, carecen de apoyos y estructuras dentro de su propio partido, que pudiera catapultarlos con alguna certidumbre de ganar la competencia por la diputación federal.

Otra alternativa con la que contaría para jugar es la de Javier Eduardo Lugo, el dirigente local del PAN, empero su perfil es muy parecido a la de los otros, pese a ser una cara nueva.

Su personalidad política no es precisamente el prototipo de aspirante que los guasavenses quisieran para que los representara en el Congreso de la Unión.

Tampoco la ascendencia popular de Lugo es para decir ¡qué barbaro!, aún más, nos atreveríamos a pronosticar que si acaso lo postularan su destino estaría marcado por el ridículo, como el que hicieron en las elecciones intermedias pasadas.

En esas condiciones y como desde ahorita lo "pintan" las encuestas, el PRI donde abundan los prospectos, aparentemente no tendría muchos problemas para que Blas Rubio le entregue la estafeta a uno de sus compañeros el año próximo.

El PRI evidentemente tendrá bastante tela de donde cortar para ese propósito, empezando por Ramón Barajas, Luis Cárdenas, Rosendo Camacho, Diana Armenta y tal vez hasta Víctor Espinoza, virtual dirigente del tricolor, amén de los que surjan de aquí a la fecha.

Ahora que si hay alguien que crea que en la lista hay omisiones y considera que faltan pretensos por agregar a la lista, favor de escribir al "E.mail". Absténgase quien quiera proponer a más gente del gabinete del Ayuntamiento.