Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un plan global

SAPIENZA

Lo mismo que pasó en el siglo 4 en el Imperio Romano, es lo mismo, pero a nivel mucho más amplio, lo que la Nueva Era quiere implementar. En aquel entonces el emperador Constantino abolió la persecución contra los cristianos para formar la religión del imperio mediante la fusión de las creencias cristianas con los ritos paganos. Fue así que nació el catolicismo, pues la iglesia en Roma no era más importante que la de Antioquía, Jerusalén o Alejandría hasta que el poder político le brindó su apoyo. Esa unión de credos es lo que pretende la Nueva Era, pero a nivel global. Y para ello tiene la prédica perfecta idealizando al ser humano, excluyendo cualquier concepto de juicio o de pecado, y brindando a la humanidad múltiples oportunidades para alcanzar su plena divinidad a través de las reencarnaciones. Pretende implementar una nueva fe mediante la deificación de la naturaleza y el exterminio de cualquier barrera religiosa. Sueñan con el día cuando el mundo sea como uno solo, todos tengan una cosmovisión planetaria y se conviertan en Cristos. Para este movimiento el Cristo es un estado de conciencia, no el hijo de Dios. Al creer en la evolución, la Nueva Era piensa que el hombre dará un gran salto evolutivo para alcanzar la perfección, lo cual será posible cuando, habiendo sido eliminados los que no comulgan con esta creencia, quienes queden tendrán tal visión cósmica que permitirá acelerar este salto evolutivo. Los principios de este movimiento se mantuvieron en secreto por órdenes de Helena Petrona Blavasky, que en 1875 puso en marcha el inicio moderno de esta religión, para la que todo está bien, salvo el judaísmo y el cristianismo. En 1975 comenzaron a brotar los principios de este movimiento y surgió toda una nueva cultura en las artes, la música, la literatura, el cine. Comenzaron a surgir organizaciones como Amnistía Internacional, Lucis Trust, y Stanford Research Institute que con otros grupos, sabiéndolo o sin saberlo, trabajan en la implementación de el plan, que consiste en forzar la distribución de los recursos del mundo, el desarme, implementar una sola religión, y la adhesión a Satanás mediante iniciaciones diabólicas. El plan no es el nombre de ninguna película, sino algo en que se está trabajando –muchos sin saberlo, quizá— para establecer un gobierno mundial.