Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Un solo ejemplo

SAPIENZA

Richard Dawkins, un científico ateo, dice que la religión es un virus, una enfermedad infecciosa de la mente que pasa de generación en generación, lo cual, lógicamente, no tiene nada de científico. Es su opinión sin ninguna prueba. Dice, sin embargo, que debe incluirse la educación religiosa para que la gente sepa la historia y creencias de las religiones, pero que no debe imponerse a los niños porque eso, en su muy particular punto de vista, es abuso infantil. Escuchándolo hablar, uno no puede sino percatarse que lo que habla es filosofía. Nunca, en los muchos videos disponibles en Youtube, habla de ciencia. Sus libros podrán contener ciencia –mezclada con su filosofía de la vida pues a final de cuentas el propósito de sus libros es imbuir en la mente de las personas que la religión es dañina— pero sus pláticas carecen de datos científicos que apoyen sus aseveraciones. Su arrogancia parece que lo hace sentir superior cuando habla con simples legos que no tienen el conocimiento o la destreza para rebatir lo que dice. Pero ciertamente, cuando se enfrenta con algún científico que no es ateo –como John Lennox— sabe que está ante un conocedor que tiene argumentos para rebatirlo. Hay infinidad de científicos que no comparten sus puntos de vista –sobre la Evolución, por ejemplo— pero no hay debates con ellos. Sería interesante saber qué podría decirle a científicos como Jonathan Wells (The icons of Evolution), Michael Behe (Darwin´s black box), Michael Denton (Evolution: a theory in crisis) o tantos otros cuyos escritos han sido devastadores para el evolucionismo porque las pruebas que presentan hablan sobre la imposibilidad de tal teoría. Ojalá Dawkins diera un ejemplo, uno solo, de una nueva forma de vida que haya sido creada por medio de la selección natural en la que él sustenta su filosofía evolucionista. La selección natural no crea nada nuevo. Dawkins ha dicho, además, que no cree en los milagros. Si quisiera ver alguno, todo lo que tendría que hacer es ir con los doctores que no se explican cómo alguien con una enfermedad terminal sobrevivió a ella. Hay miles de casos de gente que instantáneamente ha sanado sin intervención médica. ¿No es eso un milagro? Pero aunque un milagro ocurriera frente a sus ojos, buscaría una explicación natural para algo sobrenatural.