Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Una lástima

EN LA ZONA DE STRIKE

Al caer el último out de la campaña anterior de la Mex-Pac en Culiacán, la gente se fue casa con sentimientos encontrados. Uno de añoranza por despedirse del viejo y ya incómodo inmueble que tantas y tantas experiencias le hizo vivir, pero otro de entusiasmo al imaginarse regresar en octubre pero a un parque de pelota moderno, mucho más funcional que de paso catapultaría a Culiacán como sede de grandes eventos caribeños o de Grandes Ligas, además de colocar a la ciudad en la élite de la modernidad de Latinoamérica.

Pero de pronto apareció por ahí un grupito de personas que se sintió con necesidad de hacer "algo" para salir en los periódicos, además de tal vez obtener algún premio a su ego, sus aspiraciones o sus... (así la dejamos), así que decidió un día buscarle hasta encontrar la manera de estropear la construcción y hasta el momento lo están consiguiendo. ¿A cuántos 'culichis' tomaron en cuenta?, ¿quién se los autorizó?, ¿quién o quiénes están detrás de ellos?, ¿a quién quieren realmente perjudicar?, ¿ya se dieron cuenta que los miles y miles de aficionados al beisbol que también pagan impuestos pero encuentran en las noches de pelota un escape a sus presiones y una oportunidad de estrechar lazos hasta con su familia, hoy quisieran verles para reprocharles su actitud?

Hoy, con su 'defensa' están a punto de lograr no sólo que la obra se detenga, sino de que no haya beisbol aquí en la próxima campaña si es que Tomateros cumple su advertencia de pedir permiso para no jugar o mudarse a otra plaza. ¿Ya repararon en la cantidad de ciudadanos que perderán ese empleo que les da un sustento de octubre a enero y el golpe anímico que le asestarán a sus aficionados?

Con esas 'defensas', ¿para qué diantres queremos enemigos?

[email protected]