Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Una pata de conejo para Samardzija

RINCÓN BEISBOLERO

Salado. Usted seguramente recuerda a Jeff Samardzija, el lanzador derecho que se presentó y tuvo sus buenos momentos con los Águilas de Mexicali y hoy en Grandes Ligas con los Cachorros de Chicago. Muy buen pítcher, por cierto, pero de una mala suerte impresionante.

Tome usted la salida de ayer contra los Yankees: siete entradas en blanco de apenas cuatro hits, dejando el juego ganado 2 por 0 antes que fuera removido de la loma tras realizar 95 pitcheos. Suficiente como para alzarse con el triunfo pero, ¡zaz!, su bullpen regó feo el tepache, estropearon su obra y se dejaron empatar el encuentro, que se alargó hasta la entrada trece.

Esa fue la sexta ocasión en el año que sale sin decisión, no ha ganado un solo juego y lleva cuatro derrotas. Usted podrá decir que no ha estado tan bien pero ¡momento!, se trata de líder en efectividad de la Liga Nacional. Samardzija muestra un impresionante 1.46 en carreras limpias que hace increíble decir que no ha ganado este año.

Trae una suerte como para decir que no gana ni lanzando un sin hit ni carrera.

Derrota. Caras largas, desencajadas, entre el conspicuo grupo de apostadores, quienes con asombro vieron como la racha de triunfos de Masahiro Tanaka fue cortada por los improbables Cachorros de Chicago. Tuvieron que pasar 43 aperturas, más de dos años, para que el japonés saliera vencido.

No fue, ciertamente, la mejor de sus salidas. Seis entradas de cuatro carreras y ocho hits, con el sello de la casa al ponchar a siete, lo que en otras condiciones no hubiera sido tan malo pero para su infortunio, su antagonista Jason Hammel estuvo mejor y el bullpen de los Cachorros se puso intratable y así, ni cómo salvarlo.

Claro que el que haya sido derrotado fue noticia. Su primer derrota tras seis triunfos, pero lo destacable es que mostró ser humano. Ni quien haber anticipado que el descalabro fuera contra un equipo al que varios lo hacían víctima y no victimario.

Lloraron algunos bolsillos.

Desagradable. Vaya incidente el registrado en la sucursal triple A de los Dodgers de Los Ángeles, Albuquerque, en donde los compañeros de equipo Miguel Olivo (cátcher dominicano) y Alex Guerrero (paracorto cubano).

Las cosas alcanzaron su cima cuando tras un primer altercado en el campo durante el cambio de lanzador, en el dogout llegaron a las manos, por no decir que a las orejas: Olivo le arrancó parte de la oreja izquierda de un mordizco al cubano en algo que recordó aquel incidente entre Mike Tyson y Evander Hollyfield.

Los Dodgers suspendieron a Olivo, un veterano de 35 años que está más cerca de la salida que de la entrada. Guerrero es un desertor cubano (no tiene pasaporte dominicano) que fue firmado en invierno del 2013 por cuatro años y 28 millones de dólares.

Versión. Nos llega información acerca del tema Alfredo Despaigne, asunto del que estamos en espera de que un día de éstos nos digan en qué paró y que fin tuvieron las investigaciones.

De acuerdo a lo que nos confían, la fuente que informó de la supuesta falsificación del pasaporte dominicano del pelotero al periodista Enrique Rojas provino del Águilas de Veracruz, club agraviado luego de que les suspendieron a Alex Cabrera por haber dado positivo en un examen antidoping.

Lejos de "filtrar" la información a medios nacionales, se acudió a Rojas en razón de su condición de dominicano y de tener conexión con las autoridades de su país, de tal forma que pudo obtener más datos de la oficina de pasaportes de la isla. La copia del documento, nos dicen, le fue entregada por quienes le pasaron el "tip".

Y bueno, eso nos lo compartieron. Ya sabremos más.