Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Una renuncia más

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

Esta es la segunda renuncia que le presentan a la alcaldesa Liliana Cárdenas Valenzuela en lo que va de su administración. Llama la atención de que es el primer trimestre del año, sus primeros tres meses de gobierno y dos funcionarios, quienes eran de primer nivel y piezas clave en el desarrollo, ya se fueron, en los proyectos que dice, detonarán a Salvador Alvarado como un municipio atractivo.

Si bien es cierto , Félix López Portillo no entró en su administración, pues ya era director del Implan, es una renuncia que sí deja mucho que pensar, porque tenía conocimiento en lo que hacía, y se preocupó por darle a la población las ideas de lo que es el desarrollo urbano y tratar de que ésta se involucrara, expuso qué debía de hacer Guamúchil para crecer y brillar como la quinta ciudad más importante de Sinaloa.

La pasada administración, encabezada por Gonzalo Camacho, lo seleccionó como director del Implan gracias al proyecto que presentó, a la visión que tenía, donde se preveía que Guamúchil tendría un nuevo rostro, ése que nunca llegó por falta de recursos, de apoyo.

Y tal vez no llegue, pues está condicionado hasta que el o la gobernante entienda que el Instituto Municipal no sólo debe regirse por cuestiones políticas, sino por capacidades, que es algo más que un simple organismo para figurar, es el que debe esforzarse en las investigaciones y trabajar en conjunto, (que se subraye conjunto) con el Ayuntamiento, Japasa, Catastro, a fin de trazar proyectos y que éstos se traduzcan en hechos, esos que la ciudadanía necesita y más Salvador Alvarado. Aún no se entiende que las acciones no deben estar regidas por caprichos, los colores deben dejarse de lado y sobre todo que la tolerancia es un valor tan importante y debería de aplicarse. Entonces sí hablaríamos de progreso.