Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Una socia pura

Querida Puri:

Perdóname por ser tan obvia, pero nada me gustaría más que ser tu socia. He escuchado y visto varias veces, en YouTube, el diálogo que sostuviste con tu amigo José Gutiérrez Becerril (se ve que te aprecia mucho porque hasta te dice "mi Puri") y la verdad que me impresionó enormemente la visión que tienes de los negocios. "Ella sí que sabe de eso; una socia como ella, sería perfecta", me dije eufórica. Has de saber que hace mucho tiempo quiero meterme en un negocio de alta tecnología pero de ésos que sí dejan. Con tus amplios conocimientos que tienes sobre la materia de telecomunicaciones, con la experiencia de Pepe, tu amigo, como exdirector de Pymes de Telefónica, y con la fortuna de Peralta, más mis relaciones públicas, no hay duda de que los cuatro formaríamos una compañía de avanzada en toda Latinoamérica, para comenzar. ¡¡¡Después, el mundo!!! Te confieso que soy negada en lo que se refiere a las leyes secundarias de telecomunicaciones. Pienso que lo anterior no es tan grave, porque, aparte del seed money de Peralta, puedo conseguir, entre mis múltiples conocidos, a otros capitales semilla e, incluso, a inversionistas ángeles que estarían interesados en participar en nuestro negocio. (Aquí entre nos, me gustaría que fuéramos pocos socios, porque así, tendríamos más utilidades y menos broncas). Híjole, es que también yo necesito sacarme la lotería como le dijiste a tu amigo. Lo que me tranquiliza es que contigo en la Cámara y con las reformas que vienen, prácticamente, ya es un hecho.

Te repito, para mí, tienes el perfil más que ad hoc para ser una socia, perfecta. Eres exalumna de colegio de monjas (Regina), estudiaste en Harvard, dominas varios idiomas, tienes un currículum increíble, eres una persona muy ética, tienes muchos contactos con personas muy importantes de los tres partidos, te importa mucho tu país, te gustan las cosas derechas (aunque seas de izquierda); a pesar de que eres diputada y experta en telecomunicaciones, no tienes conflictos de interés. Lo que me queda clarísimo es que no estás detrás del dinero, lo que te interesa, es que todos los mexicanos tengamos un modelo de negocio tipo MVNO (Operador Móvil Virtual de Telefonía) con una gran fuerza de ventas y un canal de distribución estilo Amway (multinivel). Ay, wey (expresión que tanto te gusta utilizar cuando hablas por teléfono), eso sí que sería padrísimo, ¿verdad? Contigo, ¡ya nos sacamos la lotería! Imagínate, Puri, si llegamos a lograrlo. ¿Te das cuenta de todas las envidias que provocaríamos?

A propósito de la envidia, siempre he pensado que, como figura pública, seguramente, eres una mujer muy envidiada. Te envidian tu casa de Vistahermosa, de 1,800 metros cuadrados; te envidian tu cancha de paddle, tu alberca, tu personal compuesto de seis empleados, tu asistente privado y tus cuatro perros bulldog. Te envidian tu jardín zen que te hizo un arquitecto japonés especializado en paisajes. Envidian tus fotos que tienes en el "Ladies room", como lo llamas, con personalidades como Clinton y Fidel Castro, tus diplomas, tus pisos de mármol, tu enorme vestidor, tu oficina tan relajadora, tu biblioteca de dos pisos y todos tus reconocimientos. Eres tan envidiada, Puri, que hasta te han de envidiar tus momentos de soledad. Como le dijiste a la revista Quién: "Me parece sublime sentarme a leer en un día lluvioso, tapada con un edredón y una buena taza de café al lado mientras escucho a Rachmaninoff. Es como un sueño dorado".

La verdad es que me pareces una persona muy humana, pero, sobre todo, sencilla. Además sé que eres muy generosa porque dices haber hecho a tus dos exmaridos millonarios (revista Gatopardo), "siempre que me divorcio, los hago ricos". Como tu socia (¿preponderante?), yo también, quiero hacerme rica y ser una espléndida empresaria como tú, y con la conciencia bien tranquila.

Tengo entendido que tendrías una cita con Peralta. ¿Podrías, por favor, comentarle mi interés de formar parte, como socia, de su negocio? Te lo agradecería mucho.

Por último, te quiero decir que me encanta tu nombre, tiene que ver con la pureza y con la Virgen María. El nombre de "Purificación" describe a la mujer "pura, limpia, blanca, luminosa, casta, sin manchas e inocente".

[email protected]