Opinión

Urgencias del IMSS

GUASAVE
Avatar del

Por: Moisés García

El municipio, requiere, -para estar a tono con el tema-, de urgencia, una nueva clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social, que complemente los servicios de seguridad social que ya presta a decenas de miles de guasavenses.

A casi medio siglo de instalarse el hospital del IMSS, resulta obvio que ya queda chico a las crecientes demandas de atención del cada vez mayor numero de derechohabientes, que necesitan ademas, se modernice acorde a los adelantos científicos que se han logrado, de aquel entonces a la fecha.

A colación viene el prolegomeno de este espacio, porque se tiene entendido que la junta de gobierno del IMSS nacional está dispuesto a invertir en un segundo hospital; incluso a saber, en proyecto cuánto se aplicaría para su construcción.

Preguntara entonces amable lector, cuál o qué motivo ha retrasado

los preparativos para poner manos a la obra y llevarla al terreno de los hechos, curiosamente lo que a Guasave le sobra o debería sobrarle: el terreno.

En tal sentido, las autoridades locales han establecido una serie de cabildeos con la Asociación de Agricultores del Río Sinaloa a fin de obtener en donación parte de una superficie (dos hectáreas) de sus amplia propiedad, localizada en la zona industrial, sector, de acuerdos a los estudios, considerado como el adecuado para erigir la nueva clínica.

Habría que decir que la AARSP organización, compuesta por gente noble y trabajadora, hacedora de alimentos, ha sido en su larga trayectoria, uno de los pivotes mas importantes del desarrollo integral de este municipio.

Dirigido por un puñado de agricultores de ultima generación a cuyo frente se encuentra Mario Valenzuela, hoy entonces tiene en sus manos y capacidad de decisión una nueva y brillante oportunidad para darle, como regularmente lo ha hecho, otro empujón al desarrollo de Guasave.

Hombres comprometidos con su gremio, lo están también y eso lo han demostrado reiteradamente, con los guasavenses, seguramen te en esta coyuntura, no les será difícil mantener esa linea de participación social.

Mucho les agradecerían el gesto, si se solidarizan con la donación, miles de derechohabientes que en su mayoría provienen de grupos marginales y que también son parte de su actividad agrícola y quienes necesitan de esos adelantos científicos y tecnológicos que el IMSS está dispuesto a ponerlos a su disposición.

En lo particular, porque se conoce su vocación altruista y colaboracionista, existe plena certeza que al grupo de dirigentes de la AARSP no se le complicaría lograr el consenso de su asamblea para realizar, sin mayores tramites, el proceso de donación.

Por otro lado, se tendría que decir que la eventual construcción de la nueva clínica del IMSS en la zona norte de la ciudad donde se encuentra ubicado el terreno apto para la obra, seguramente detonaría un importante polo de desarrollo, que incluso alcanzaría a beneficiar la plusvalia de las propiedades de las inmediaciones que también pertenecen a la AARSP.

Como decimos al principio, el plato esta servido para que los agricultores guasavenses enseñen por enésima ocasión su bonhomia social, de lo que por cierto muchos y positivos ejemplos han dado al respecto.

El mas reciente fue la disposición de su socio Gonzalo Pérez a quien en forma importante se le debe la instalación del Tecnológico de Guasave, convertido hoy en forjador de generaciones académica y profesionalmente preparados en diversas ramas de la ciencia y la tecnología.