Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Uso de suelo, suelto

GUASAVE

Una serie de compromisos, aunque habría que decir mejor, retos, que se ha echado a cuestas el Ayuntamiento de Guasave en materia de mejoramiento de la cara urbana de la ciudad se están cumpliendo de manera puntual.

El proyecto es solucionar problemas viejos y nuevos que han provocado que la imagen citadina, dentro de sus trazos obsoletos, se haya agravado su deterioro y en consecuencia siga conservando la etiqueta, en el mejor de los casos de pueblo, porque no son pocas las voces que califican a Guasave de rancho bicicletero.

Con el advenimiento del nuevo gobierno, huelga decir que en ese aspecto se han ido mejorando algunas cosas, con la idea de tener una ciudad más presentable, lo mismo en cuestión de aseo y limpia, mantenimiento de calles y reordenamiento urbano.

Por citar uno de los problemas que tenían hartos a los guasavenses era el desastroso estado en que estaban la mayoría de las avenidas pavimentadas, que al margen de generar un feo aspecto implican entorpecimiento de las vialiadades, daños a vehículos y riesgos de accidentes.

Sin embargo, un asunto que para el Ayuntamiento por décadas ha sido un tabú y que pese a algunos tibios intentos por resolverlo es la proliferación de cientos de puestos en la vía pública que afean la imagen urbana, pero que además entorpecen los pasos peatonales sobre las banquetas y arroyos de las avenidas.

Nunca se ha podido convencer a base del diálogo a los comerciantes ambulantes y de puestos fijos y semifijos que se acojan de buen modo a programas de reordenamiento, y aunque en algunos casos hay disposición, la verdad es que no se ha logrado concretar con efectividad.

Otro punto que también es serio y que siempre se ha tocado con pinzas es el de los locatarios del Mercado Municipal, más por cuestiones políticas y sociales que por falta de reglamentación para su funcionamiento.

Hace rato que estamos diciendo que la totalidad del Mercado que es un patrimonio público ha pasado a ser coto de los concesionarios de los espacios donde operan sus negocios.

Para ser claros, ningún alcalde se ha animado a hacer respetar la normatividad a la que necesariamente tienen que estar sometidas las pequeñas empresas, algunas, no todas, que tienen características de ser familiares.

El problema principal radica en el hecho de que quienes son dueños de los comercios instalados alrededor de las instalaciones se han adueñado literalmente de la vía pública peatonal, de las banquetas pues, por las que ni de chiste se puede transitar.

Y por si el asalto a las aceras que, además de sus locales, igual usufructúan en su beneficio, no fuera suficiente, también se dan el lujo de desafiar al Ayuntamiento y su reglamentación de aseo y limpia, pues han convertido esa zona comercial en un verdadero muladar.

Todos los puestos fijos y semifijos y ambulantes que trabajan en el Mercado y sus inmediaciones tienen la característica de la intocabilidad, pues jamás las autoridades se han atrevido ni siquiera a rosarlos con el pétalo de una infracción, no obstante que son manifiestas las violaciones a la Ley Sanitaria.

Yo la verdad no se qué tantas complicaciones le traería a la comuna tratar de meterle un poco de orden al Mercado Municipal, que lo necesita con apremio, pero lo que sí sé es que valdría la pena hacer el intento.

Guasave no puede seguir siendo una ciudad en la que cada quien hace lo que le da la gana, entratándose del uso del suelo, por lo que en tal sentido es hora de que se cumpla con la ley.