Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¿Vale la pena nuevo sistema?

MI PUNTO DE VISTA

El sistema de puntitos en la Liga Mexicana del Pacífico data de muchas temporadas atrás. A un gran número de aficionados y periodistas nunca les agradó, pero fueron más los que aplaudieron y festejaron el que se haya conservado hasta la fecha.

Aquellos que criticaban el formato, hablaban de fomentar la mediocridad cuando a la fiesta por el campeonato se filtraban equipos hasta con récords negativos.

Y qué decir de aquellos títulos conquistados por equipos "eliminados" en la etapa de repechaje, pero que gracias al beneficio de "mejor perdedor" seguían en la lucha, como sucedió el más reciente con Yaquis de Obregón, que ganó uno de sus tres títulos consecutivos cobijado por un sistema poco equitativo.

Algunas Ligas en el país como la Mexicana de Verano, y otras más semiprofesionales y amateur, adoptaron el sistema de la Mex-Pac durante campañas. Todavía hay quienes la están aplicando, pero es cierto que para unas no le encontraron sentido y les resultó poco atractiva.

En el circuito invernal ha sido tema de polémica, pero también de mucha ayuda en el renglón de recuperación económica para quienes obtuvieron un boleto de panzazo, como el caso de los Algodoneros de Guasave este año, solo por citar un ejemplo.

Hay quienes desean ver un sistema diferente y con más sentido de justicia.

Me gusta la idea, por ejemplo, de evitar un repechaje de siete encuentros y extender el número de partidos en campaña regular.

¿Cómo?, muy fácil, según el criterio de un aficionado, a quien le gusta el criterio que se aplicó este año en la Liga Mexicana de Verano, que aquí entre nos, también me parece interesante.

El asunto estriba en que los tres primeros lugares en un standing general avancen directo a postemporada, y que el cuarto y quinto lugar vayan a un juego de eliminación directa.

Pero habría que poner aquí un o algunos candados. Por ejemplo: que la distancia entre el cuarto y quinto no exceda de cinco juegos, y que el desafío de desempate se realice en la plaza del mejor ubicado.

Calendario. Con un sistema de esa naturaleza, las semifinales –o playoff- del circuito vendrían arrancando en las fechas que siempre han existido, es decir, entre el 11 y 12 de enero.

La Liga tendría espacio para que del 1 al 9 se pudieran llevar a cabo dos series más y el juego de "comodín", y si lo desea, eliminar hasta el incómodo día primero del mes, al que muchos peloteros llegan con los estragos de la velada de año nuevo y en condiciones nada recomendables y agradables como para ofrecer un buen espectáculo.

El calendario crecería de 68 a 74 partidos y se filtrarían los cuatro con mejor porcentaje, siempre y cuando el cuarto lugar lograra imponerse al ocupante de la quinta plaza en el choque de "repechaje".

En las Ligas Mayores se aplicó, y ni quien comentara y reclamara que el sistema no es interesante.

Si este formato se habría aplicado en la actual campaña, Guasave le hubiera hecho compañía a Obregón y Mazatlán como las escuadras eliminadas, mientras que Los Mochis y Culiacán se hubieran disputado el boleto en un partido extra.

¿Les gusta?.

---

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.