Opinión

Van por el "oro" del mar

MAZATLÁN
Avatar del

Por: EL DEBATE

Este año serán un total de 450 embarcaciones mayores las que salgan del puerto de Mazatlán en busca del "tesoro" del mar llamado camarón. Lo hacen muchos con la incertidumbre que causa la presencia del huracán 'Odile' en el Pacífico mexicano.

La Capitanía de puerto está dando el permiso de que los barcos salgan, pues al parecer el huracán 'Odile' se está abriendo del territorio mexicano y debilitándose, pero no deja de ser un riesgo latente, por lo impredecible que todavía suele ser la naturaleza y por la falta de refugios suficientes para las embarcaciones. Los armadores salen vía lastre, con la urgencia de ya iniciar las capturas y empezar a recuperarse económicamente, luego del periodo de inactividad. Con esas mismas expectativas iniciaron los pescadores ribereños, pero tanto en el norte como en el sur del estado se han autovedado.

Ello se debe a que las capturas han sido bajas, otros incluso reportan tallas bajas, o atribuyen a las lluvias la escasez del recurso en los sistemas lagunares. Sin embargo, uno de los factores más determinantes es el llamado "changuerismo", cuando de manera ilegal se sustrae al camarón en periodo de reproducción. A lo largo de los años, la pesca de camarón, pero prácticamente de todo, está siendo cada vez menos rentable.

La globalización de la economía también ha impactado en una mayor competencia que hace que los precios de los productos del mar sean bajos, reduciendo los márgenes de ganancia para los pescadores. Pero lo realmente lamentable es que a lo largo de los años el camarón viene mostrando caídas en sus niveles de capturas, sobre todo para los ribereños.

Los mismos sistemas de pesca – como el arrastre que usan los barcos – para sacar al camarón son agresivos con otras especies, reduciendo sus poblaciones. Los programas de ordenamiento pesquero son buenos, sin embargo su aplicación falla y es por ello que ocurren sobrepescas que se pagan con escenarios como los que hemos estado viviendo: muchos pescadores, pero poco camarón.