Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Vené y su crítica

GUASAVE

Decíamos apenas hace unos días que el cuento de la transferencia de Algodoneros a Guadalajara aún no termina y falta por escribirse la verdad escueta, sin apasionamiento, sin subjetivismo, pero sí con honestidad, que sigo pensando, es a lo que le han rodeado.

Juan Vené es un experto en el tema, pero sobre todo un periodista, hemos de suponer, bien enterado por las relaciones profesionales que guarda en los altos niveles empresariales del espectáculo deportivo de paga.

Así, en entregas recientes al Diario La Crónica y respectivo portal, da como cosa juzgada la salida de Guasave, pese a las versiones encontradas de, por decirlo de forma amable, cándidos aficionados y de algunos más que se manejan con interés de parte, afirmando que no, que Algodoneros se queda.

No dice nada que no sepamos, pero su postura es calificada. La distancia no tiene nada que ver con la información que seguramente posee y lo mismo puede vivir en China que en Miami y al mismo tiempo estar suficientemente autorizado para opinar.

Su ventaja a diferencia de la del periodismo deportivo de Sinaloa, es que la manifiesta, sin matices, sin eufemismos y con una pesada carga crítica al gobierno de Mario López Valdez al que acusa de "comprometerse a lo que sabe no va a cumplir". Es un derecho que le asiste como a cualquier ciudadano.

El periodista hace historia al recordar que en el 2012 cuando se habló de sacar a Algodoneros, el gobernador lo impidió subsidiándolo con millones de pesos de los sinaloenses, abundando en el sentido de que "ahora con todo aprobado, legalizado y en camino, también se opondrá a la venta a Jalisco, como si fuera un tirano en vez de un gobernador democrático".

Y Juan Vené, sí que sabe de tiranías y antidemocracia, no en balde es de Venezuela, país donde hace años que gobiernan precisamente los autócratas, primero Hugo Chávez y hoy Maduro y cuyas actitudes virulentas y dictatoriales debe conocer muy bien.

Pero en ese contexto, es contradictorio que diga que "López Valdez se comprometió a lo que sabe no va a cumplir", es decir detener el traslado del equipo, cuando el propio periodista admite que lo hizo en el 2012, ¿entonces hoy porqué no podría volver a hacerlo, bajo el mismo esquema subsidiario?, aunque no sea ni ética ni moralmente lo correcto.

Tiene razón, al insistir Juan Vené en lo que nadie ignora: Guasave no es plaza aceptable para la LMP. No cree que Tomateros y Venados y Naranjeros concretaran una estrategia con Malova para devolver a los Algodoneros, pues a los empresarios les va muy mal y porque todos los presidentes del circuito aprobaron la mudanza por el bien económico y deportivo.

Por cierto a Juan Vené, sin importar la distancia, pues esa mágicamente la acortan las redes sociales, tres defensores de Algodoneros, pero creo que mas de Malova, se le fueron a la yugular por haber hecho criticas al gobierno de Sinaloa.

Al trío, le responde no con los términos groseros con la que estos se dirigieron al periodista y vuelve a tener razón al expresar: "Son buenos fanáticos, pero es lamentable que no sean suficientes. No tienen patrocinadores. El beisbol es un negocio, no importa cuan buena gente sean ustedes. No son una ciudad digna de tener un equipo de la actual LMP". Duele, pero es la verdad.

Y remata con un párrafo lapidario, que no tiene desperdicio y que quizá, pocos periodistas se han atrevido a decir: "Los Algodoneros se habían mantenido a costa del dinero que necesita Sinaloa para beneficio público, pero el gobernador desviaba esos fondos, ¿quién sabe porqué? para mantener la pelota ahí". ¡Chale, el bato!.