Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Vida silvestre en peligro

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Mientras que la compra y posesión de animales exóticos, algunos de ellos en peligro de extinción, va en aumento, las autoridades federales se muestran incapaces de actuar contra particulares que hacen de esta moda una práctica peligrosa e ilegal.

Este asunto saltó de nuevo a la polémica tras el decomiso de un jaguar cachorro en la paquetería del aeropuerto de la capital del estado, y luego por el caso de una leona que fue captada cuando circulaba en la caja de una camioneta, también en Culiacán.

Aunque la venta de este tipo de animales, que incluyen felinos como tigres, pumas y jaguares, está limitada a establecimientos que cuenten con certificación, en las calles, la demanda alienta un mercado negro que escapa del control de Semarnat.

De acuerdo con la Ley General de Vida Silvestre, los particulares que compran esta clase de mascotas deben tenerlos en instalaciones adecuadas y deben cuidar cuestiones de seguridad, pero la propia legislación tiene vacíos que representan riesgos.

Y es que, a decir del subdelegado de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente, Pedro Luis León, solo pueden actuar bajo denuncia, por lo que en ese año solo han asegurado cuatro felinos.

Ante un negocio lucrativo y en el que se comercializan incluso especies en peligro de extinción, se requiere mayor atención del gobierno federal para proteger estos animales.

Pero el asunto no solo se suscribe a los felinos, también hay aves y hasta reptiles cuya demanda se asocia a una cultura de poder o de ilegalidad, pues un segmento de estos compradores pudiera estar ligado al crimen organizado, como en años o décadas anteriores.

Otro aspecto que complica el manejo de estos animales es la falta de mayores espacios y la nula vigilancia en las áreas naturales donde pueda existir esta clase de fauna, como son las zonas serranas donde se alienta el tráfico por la misma falta de ingresos económicos.