publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Viejos los cerros

MI PUNTO DE VISTA

Qué demostración de valentía y pundonor del "Dinamita" Juan Manuel Márquez, señores. Bien dice el dicho que "más sabe el diablo por viejo, que por diablo". El mexicano, con todo y sus próximos cuarenta años a cumplir, le dio una demostración de boxeo, técnica y pegada a Mike Alvarado, para derrotarlo en una decisión inobjetable.

Los pronósticos fallaron para quienes consideraban que por ser siete años menor y estar considerado entre los peleadores de respetable pegada, Alvarado podría adelantar el retiro del mexicano. Pero no fue así.

El mexico-americano se llevó una paliza, bajó del cuadrilátero con su rostro casi deforme y tal vez preguntando si lo golpeó alguien más que Márquez.

Me sorprendió la velocidad de manos y piernas del peleador azteca, pero sobre todo, la de esos puños que, como relámpago, caían sobre el tumefacto rostro de un Mike, cuya única hazaña fue haber puesto en la lona a Juan Manuel en un asalto y haber terminado de pie la contienda.

¡Viejos los cerros!

¿Ahora qué viene para este boxeador histórico, al que muchos querían verlo más retirado que activo hace cosa de unos años?

Supuestamente, el premio al ganador del duelo, sin título de por medio, era enfrentar a Manny Pacquiao.

¿Pero querrá Márquez un quinto enfrentamiento con el filipino, cuando muchas veces dijo que no le interesaba?

Pacquiao no trae una espina clavada, sino una estaca. Y creo que esta pelea podría asegurar el futuro no solamente de los nietos de Juan Manuel, sino otras generaciones más, porque el duelo bien vale unos 30 millones de dólares, o más.

¿En China? Se dice que la quinta batalla podría ser en Macau. Bob Arum exploró con Pacquiao ese mercado y tuvo mucho éxito.

Además, se sabe que para los boxeadores es más redituable combatir en aquel país que en los Estados Unidos, porque existe una abismal diferencia entre los impuestos que se cobra en la unión americana que en China.

Hacia aquellos rumbos apuntan las nuevas promociones del legendario promotor estadounidense, y nada raro sería verlo convertir al país más poblado del mundo en la nueva catedral del boxeo profesional.

Escenario. El Forum nació para Márquez. El legendario centro para boxeo y otros espectáculos ha cobijado al peleador mexicano, y no sólo eso, sino que ha sido de buena suerte. La prueba está en que llegó a 13 batallas sin perder sobre ese cuadrilátero que reabrió sus puertas después de muchos años para este combate.

Ahí pelearon, y escribieron fantásticas historias de sus duelos, gente como Rubén Olivares, Rafael Herrera y el más grande boxeador mexicano, Julio César Chávez, quien se coronó por primera vez aquella noche del 13 de septiembre de 1984, apaleando al tapatío Mario "Azabache" Martínez.

Olimpiada. Sin contar la jornada de ayer lunes, para Sinaloa, el certamen nacional de box ha resultado exitoso. De 19 combates disputados sólo se habían perdido dos, pesando la eliminación del guasavense José Adán Montoya que representaba una de las más grandes esperanzas de repetir con oro.

Las mujeres están dando de qué hablar, pues las cinco ya aseguraron al menos bronce.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo ÉL sabe si podré hacerlo de nuevo.