Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Viene lo peor

MAZATLÁN

El dengue es un virus que prácticamente se presenta en todo el año en gran parte del estado. Los municipios del sur son una incubadora del mosco transmisor. Actualmente, el municipio de Mazatlán y la Secretaría de Salud discuten sobre las obligaciones que cada uno de ellos tiene sobre los trabajos preventivos para combatir a este virus. Los organismos oficiales son responsables tanto de no hacer lo suficiente contra esta enfermedad.

Las cifras oficiales de personas con el virus son casi siempre muy bajas respecto a la percepción general, pero maquillar cifras no resuelve el problema. Por eso mientras el municipio y la Secretaría de Salud se tiran la bolita, a los ciudadanos lo que nos queda es hacer nuestra mejor parte para combatir este mal. Es importante que todos seamos muy disciplinados en las medidas que ya conocemos para evitar los criaderos del mosco.

Entre las recomendaciones más importantes está no almacenar agua o tapar los depósitos de agua limpia. Revisar que ni en techos ni patios quede agua estancada, utilizar el abate que reparten los brigadistas y si es posible, permitir la entrada al personal bien identificado de la Secretaría de Salud.

Hasta poner mosquiteros y usar repelentes contra mosquitos es una medida válida y recomendada. Infórmese sobre los síntomas de esta enfermedad, aprenda a identificarlos y acuda a un médico cuando usted o uno de sus familiares los presente. La automedicación no es recomendada en ninguna circunstancia, pero mucho menos en caso de dengue. Recuerde que el dengue hemorrágico puede complicarse y ser incluso una causa de muerte.

La misma convivencia que hemos tenido con el dengue en los últimos años nos hace ver a este mal como algo normal, sobre todo de la temporada de lluvias. Debemos buscar que lo normal sea que los casos sean mínimos, que vayan a la baja. La educación que tenemos sobre la prevención del dengue es todavía mínima a pesar de que es un mal que nos ha afectado desde siempre y que año con año se presenta.

Debemos hacernos responsables, educar a nuestros hijos sobre la prevención de este mal y tomar todas las medidas posibles para bajar el número de casos.