Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Violencia en las escuelas

LOS MOCHIS

El decreto de acortar el ciclo escolar al 27 de junio y que ningún niño reciba clases al aire libre para protegerlo de los rayos solares no resolvió los problemas en las escuelas del nivel básico. Por el contrario, el conflicto se agudizó porque los padres de familia siguen tomando escuelas, pero con el ingrediente de que se están registrando conatos de violencia. El enfrentamiento entre padres se está originando porque mientras algunos protestan, ya que sus hijos reciben clases debajo de los árboles, al aire libre, en medio del calorón, otros avalan que sigan estudiando en esas condiciones. Además, mientras unos toman escuelas, otros las liberan. En Goros Pueblo, en Ahome, eso fue lo que pasó ayer.

Una situación más complicada se vivió en la Escuela Primaria Benito Juárez, de Bachoco, Guasave, en donde las madres de familia se gritaron y estuvieron a punto de liarse a golpes. En realidad, esta situación se da por la carencia de infraestructura y equipamiento (aires acondicionados) en las escuelas pese a los millonarios recursos que cada ciclo escolar se obtienen por las "cuotas voluntarias" que se les cobra a los padres y que en muchos de los casos se gastan en cosas sin importancia por órdenes de los directores de las escuelas, quienes se creen dueños de ese dinero que pertenece a la sociedad de padres de familia. Sin embargo, los líderes de estas sociedades no quieren meterse en problemas con el director y sucumben a sus peticiones. Asimismo, los conflictos no se generarían si los directores y maestros se apegaran al espíritu del decreto de evitar que los niños sean expuestos al calor porque podrían enfermarse. Si la disposición del gobernador Mario López Valdez es prohibir las clases al aire libre, ¿por qué los directores permiten que los maestros impartan las clases en esas condiciones? Lo primero que se debe velar es por la salud de los niños.