Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Víspera

EDUCACIÓN, HOY

Por: Marcos Miranda Gil

Casi todas las vísperas son emocionantes, incluso tensas, porque hay muchas expectativas depositadas en un acontecimiento esperado con ansia.

Esto parece estar sucediendo en nuestro país, porque dentro de cuatro años terminará una de las transiciones políticas más largas, más tersas y más originales de las últimas cinco décadas de vida política federal.

El presidente electo pasará a ser, el próximo sábado, el presidente constitucional de México, y aunque no es un asunto solo de adjetivos, se iniciará una nueva etapa de la construcción de un tejido social deseoso de ser integrado.

Se ha hablado mucho al respecto, pero lo que destaca desde ahora es que hay mucha esperanza de que los asuntos de desarrollo, paz y bienestar colectivo sean una realidad.

En el terreno educativo seguiremos confiando en que el nuevo modelo impulsado desde el equipo de trabajo responsable de los destinos del país continúen con liderazgo, recursos y visión de futuro en el fortalecimiento de la educación como camino de transformación social, familiar e individual.

La buena educación nunca estorba; la educación para todos siempre es una buena señal de progreso y por consecuencia, una herramienta fundamental en el desarrollo de cualquier pueblo.

Estamos seguros que la educación del siglo veintiuno será lo suficientemente valorada en el próximo plan nacional de desarrollo.

Confiaremos en ello y que sigan los arreglos de último momento para que las vísperas sean un deleite… Merecemos disfrutar de momentos agradables.

mirandagil55@hotmail.com