Selecciona tu región
Opinión

Viven con terror

Por ROMPEOLAS .

-

Viven con terror. Vendedores del primer cuadro de la ciudad, algunos de ellos con enfermedades como cáncer o diabetes, y de edad muy avanzada están con la incertidumbre de ser desalojados por los inspectores del Ayuntamiento. Muchos de ellos han trabajado en esas calles desde niños, por lo que no saben hacer otra cosa. Mientras para ellos el exhibir su mercancía en las banquetas es la única forma de ganarse la vida, pareciera que para el alcalde Jesús Estrada Ferreiro son un estorbo. Ellos vuelven a vivir la pesadilla que experimentaron durante la administración de Sadol Osorio, cuando también fueron desalojados con la fuerza pública. Estas personas solo están pidiendo una oportunidad para trabajar, por lo que están dispuestas a iniciar con una lucha y hacer un plantón permanente en el Ayuntamiento de Culiacán hasta que les den una solución favorable. La pregunta es: ¿qué hará el alcalde con este nuevo problema? Ya que son muchos los sectores que no están contentos con él por la forma en la que está llevando la política pública. Los asesores del alcalde tienen mucho trabajo: y es que le digan que tiene que escuchar al pueblo.

Dependencia huérfana. La dirección de Vialidad y Transportes prácticamente está acéfala, y es que desde el cambio de Octavio Ruiz Fonseca y la llegada de Feliciano Valle Sandoval los conductores hacen prácticamente lo que quieren. Son muchos los que aumentaron 50 centavos la tarifa porque saben que simplemente no serán sancionados, también son más las cantidades de camiones chatarra que están metiendo a algunas rutas. Es tanta la desesperación de algunos usuarios del transporte de la ruta Barrancos, que al salir de sus trabajos por la tarde-noche prefieren arriesgarse y estar pidiendo a desconocidos que juntos paguen un taxi, que esperar por muchos minutos una unidad vieja cuyo conductor anda a acelerones y a toda velocidad. Ojalá que Feliciano ponga orden o, si no puede con el puesto, que le dé la oportunidad a alguien que sí quiera solucionar conflictos.

Simplemente le sacan. Aunque por años se ha dado a conocer que en las cuartearías de Villa Juárez ocurren todo tipo de abusos y delitos, las autoridades simplemente no han querido entrarle al tema. Pagar un cuarto mal hecho y, en muchas ocasiones, sucio, equivale a pagar renta en un buen fraccionamiento de esta ciudad capital, porque algunos dueños hacen su agosto. 
Es extraño que las autoridades no los obliguen a regularizarse a pagar impuestos y, en algunos casos, los servicios básicos, como agua. Ojalá que con el diagnóstico que hará Sippina salgan a la luz las condiciones tan precarias y peligrosas en las que viven miles de niñas y niños en estos lugares, y ahora sí las autoridades sí intervengan.

En incertidumbre. A semanas de terminar la fecha límite para que se publiquen las reglas de operación para la comercialización del maíz, organizaciones agrícolas viven en incertidumbre debido a que el Gobierno federal no ha establecidos aún los lineamientos oficiales. Con base en las negociaciones sostenidas con el titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Villalobos, líderes agrícolas mantienen la unidad para gestionar mejores apoyos para el campo Sinaloense a raíz de la postura planteada por el Ejecutivo federal de no contar con el presupuesto para incrementar el apoyo para todos los agricultores. 
Sin embargo, algunos productores y agricultores no están de acuerdo, y se encuentran desesperados por no saber el panorama que viene para Sinaloa. Algunos de ellos ya tomaron cartas en el asunto y han amenazado con manifestarse y realizar otras medidas de presión. En días pasados algunos productores de la zona norte bloquearon la carretera México 15.

Síguenos en
Más sobre este tema