Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Vuelta francesa

JAQUE MATE

Mucha de la historia social… en las últimas décadas ha involucrado remplazar lo que funcionaba con lo que sonaba bien.

Thomas Sowell

François Hollande, quien se encuentra en visita de Estado en México, llegó a la presidencia de Francia en 2012 prometiendo regresar al socialismo radical de los primeros años de gobierno de su mentor François Mitterrand, presidente entre 1981 y 1995. Como Mitterrand, sin embargo, Hollande se ha visto obligado a dar un vuelta en U.

Hollande derrotó en las elecciones de 2012 a un presidente, Nicolas Sarkozy, cuya imagen estaba muy deteriorada por las dificultades económicas de Francia. El candidato socialista prometía un alza de impuestos a los ricos y un aumento del gasto público para reactivar la economía.

Mitterrand, el único otro presidente socialista de la Quinta República iniciada en 1958, fue electo presidente en 1981 con un programa también radical. Mitterrand invitó al Partido Comunista al gobierno, impulsó estatizaciones de empresas privadas, subió el salario mínimo, redujo la semana laboral, aumentó los impuestos y elevó de manera muy importante el gasto público y los subsidios. Estas políticas, sin embargo, generaron una crisis económica y llevaron a la derrota de los socialistas en las elecciones municipales de 1983. El presidente ordenó entonces una tournant de la rigueur, un giro de austeridad, que llevó a la marcha atrás en algunas de las políticas, como las estatizaciones de empresas y el exceso en el gasto.

En el actual gobierno de Hollande los nuevos impuestos y las políticas populistas han tenido escasos resultados positivos; por el contrario, parecen haber alargado la crisis económica que desde 2008 vive Francia. El nuevo impuesto confiscatorio de 75 por ciento ha recaudado poco o nada, en parte porque se ha aplicado a muy poca gente. Algunos han mudado su residencia a otros países, otros se han convertido legalmente en empresas (que no pagan ese 75 por ciento) y algunos más han encontrado huecos en la ley. El mensaje a los inversionistas, sin embargo, ha sido muy negativo: Francia es un país que castiga la inversión, el trabajo y el éxito.

El crecimiento de Francia es inferior al de otros países desarrollados. En 2013 el país tuvo una expansión de apenas 0.8 por ciento frente a 2.7 por ciento del Reino Unido, 2.6 de Estados Unidos o 1.4 de Alemania. El FMI calcula que en este 2014 la economía francesa sólo crecerá 1 por ciento. La producción industrial tuvo un descenso de 0.1 por ciento en enero. El desempleo no sólo es muy alto, 10.4 por ciento, sino persistente.

Hollande se ha visto obligado a moderar su retórica radical y a prometer una vuelta en U similar a la que realizó Mitterrand en los ochenta. En su discurso de fin de año, el 31 de diciembre de 2013, admitió que había calculado mal la profundidad de la recesión y que había sido demasiado optimista en sus previsiones. Reconoció que la carga fiscal, que con 45 por ciento del producto interno bruto es la mayor de Europa junto con la de Bélgica, se ha hecho "demasiado pesada". Prometió, además, recortar el gasto público.

La derrota del Partido Socialista en las elecciones de marzo de este 2014 era previsible debido al estancamiento económico. La decisión del presidente de nombrar a Manuel Valls, ex ministro del interior, como nuevo primer ministro ha mandado también un mensaje político. Valls es el político más moderado de la actual cúpula socialista.

Hollande quiso aplicar un programa socialista radical en Francia. La marcha atrás era tan inevitable como en el gobierno de Mitterrand. Habrá que ver ahora cuánto tiempo tarda Francia en recuperar la confianza de los inversionistas y en darle la vuelta a una economía lastrada por el gobierno más pesado de Europa.

LEY SECA

Ocho delegaciones del Distrito Federal aplicarán la ley seca del 17 al 20 de abril, en Semana Santa. No es difícil atravesar las fronteras de las delegaciones con botellas por lo que difícilmente habrá una reducción en el consumo de bebidas. Pero si se asestará un golpe a los establecimientos que venden esos productos en las delegaciones afectadas.

Twitter: @SergioSarmiento