Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Vuelve a moler caña el ingenio de Los Mochis

ELENCO POLÍTICO

Como siempre, nos unimos al festejo, hoy, del Día de las Madres. Deseamos que todas las madrecitas pasen esta fecha en plenitud de salud y mucha alegría con toda su familia. Conforman la materia insustituible que nos envió Dios –en todas las religiones y en todos los credos e ideologías—, y son el único factor con el cual podemos aspirar a una vida mejor. A ellas, nuestro reconocimiento, pero le pedimos permiso para aprovechar la ocasión y enaltecer a quienes cumplen la doble función de ser madre y padre, al mismo tiempo. Que el Gran Hacedor les llene de bendiciones para que continúen siendo la fortaleza del horcón de en medio.

¡Vaya susto! Las madres que se llevaron un gran susto en vísperas de su día, son quienes trabajan en Palacio de Gobierno. La mañana de ayer, fueron evacuadas de su centro de trabajo y enviadas a su hogar ante la broma de mal gusto de que se había colocado una bomba en el edificio gubernamental. Hasta el gobernador Mario López Valdez tuvo que abandonar sus oficinas al atender la emergencia y dar oportunidad de que con canes, equipos especiales, Protección Civil y agentes policiacos, realizar una meticulosa revisión y no, afortunadamente, no encontrar nada. El gobernador calificó como un acto de cobardía tan perversa acción y anunció un castigo severo a quien encuentren responsable. Luego se supo que había sido localizado el teléfono de donde se hizo la llamada y se informó que no era la primera ocasión que de ese número se realizan estas llamadas.

Con Renato. En el gobierno de Francisco Labastida Ochoa también se practico este "macabro jueguito". Primero fue una detonación que se hizo en un domicilio ubicado en Colinas de San Miguel, que provocó severos daños. Labastida, cuyo estilo fue de hacerse visible en lugares donde ocurriera alguna desgracia, hizo lo propio y de inmediato anunció que se repondrían los daños –otra casa, pues. Pero no hubo necesidad de ello cuando se supo que la costosa residencia era propiedad de un supuesto narcotraficante. Después, otro hecho lo alarmó en sumo grado. Fue la versión que en el cuartel de campaña del candidato a gobernador del estado, ingeniero Renato Vega Alvarado, ubicado cerca de la vía del ferrocarril y del Puente Negro, se había 'sembrado' una bomba. De inmediato se evacuó el lugar, se mandó el personal a sus casas y no se encontró nada. Fue una falsa alarma que aun cuando se quiso evitar una sicosis, logró 'apanicar' a quienes colaboraban en la campaña.

Vive. Después de 18 meses llegó caña al batey del ingenio azucarero de Los Mochis y al mediodía de ayer, luego de una misa, inició la molienda. Alejandro Elizondo Macías, director de la empresa que compró la factoría, y Adrián Sánchez Vargas, dirigente nacional del Sindicato Azucarero de la República, ante quien se manifestaron empleados de confianza pidiendo el pago de adeudos. Además de la importancia de la fábrica de azúcar como fuente de trabajo, es el símbolo y razón de ser de la ciudad de Los Mochis, incluso hasta con la gloria de haberle dado un gobernador a Sinaloa, con Alfonso G. Calderón, quien primero fue presidente municipal de Ahome.