publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Y a la ASE, ¿quién la audita?

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

A la Auditoría Superior del Estado, la administración de Mario López Valdez le cortó de tajo 17 millones de pesos a su presupuesto para ejercer durante el presente año.

Para el auditor superior, Marco Antonio Fox, el golpe fue duro. Hubo de prescindir de los servicios de 25 auditores a los que hubo que liquidar supuestamente por carecer de dinero suficiente para cubrir sus salarios, a otros, se les reubicó y a los que lograron salvar su trabajo, se les dobló la carga a fin de sacar adelante los compromisos. Todo esto por el mismo boleto debido a la crisis que les provocó Malova.

Hasta aquí, todo es entendible, a menos dinero, menos podrá la Auditoría Superior del Estado cumplir a plenitud con su labor. Dicho de otra manera, muchas entidades quedarán sin auditar en este año por carecer de personal que vigile la buena aplicación de los recursos públicos.

Pero aflora entre todo esto, el incremento del 16 por ciento a los privilegios económicos del propio Marco Antonio Fox y supuestamente algunos de sus más cercanos colaboradores, y más extraño resulta aún el hecho de que este aumento no sea revelado en las páginas de la ASE, lo que hace suponer que las cuentas no andan muy claras en un organismo que debería mostrar la mayor nitidez que lo libre de toda sospecha.

Hay crisis en la Auditoría Superior del Estado y esto es evidente. Los recortes a su presupuesto la maniataron para ejecutar una labor tan delicada como son las auditorías a las entidades públicas pero, al parecer el golpe lo resintieron sólo los de abajo, ya que para el círculo de funcionarios cercano a Fox, las cosas mejoraron y de no ser así, entonces ¿a dónde fueron a parar los dineros que representan el 16 por ciento al incremento salarial, bonos y compensaciones?. Con todo esto, la pregunta sería, ¿quién audita a la ASE?