Opinión

Y la audiencia va, don David

RINCÓN BEISBOLERO
Avatar del

Por: José Carlos Campos

Cita. No hay fecha que no se cumpla ni calendario que no camine, así que mañana se llevará a cabo en San Diego, California, la audiencia citada para dirimir, o no, la demanda que interpuso David González en contra de las Grandes Ligas. Pareciera que no, pero aquí hay de por medio un tema de interés vital para el beisbol mexicano.

Recordemos que la demanda nace en la aparente disputa por la titularidad de los derechos del pelotero Daniel Pesqueira, pugna surgida entre la academia de González y el club Diablos Rojos del México. Cenit de este asunto es que estando Pesqueira cerca de firmar con los Medias Rojas de Boston, promovido por la academia, Grandes Ligas ordenó que se retirara al muchacho porque, les dijeron, era propiedad de un club de la Liga Mexicana de Beisbol.

Puede parecer un asunto de "David contra Goliath", pero tal parece que aquí los grandes van en desventaja. El juez ya dio vista a varios documentos que presentó el demandante y MLB va a tener que asistir para presentar los papeles que tenga a la mano… y es ahí donde la puerca tuerce el rabo.

Fuentes cercanas al grupo de abogados de González nos dicen que no será la de mañana la audiencia definitiva, que por lo menos falta otra que sí venga a ser resolutiva. Además, nos indican, por cuestiones de protocolos ("burocracias"), la notificación que se le hizo a la Liga Mexicana para que asistiera a la audiencia resultó extemporánea y por lo tanto no habrá representantes del circuito.

Pero más que enterados quedarán.

Resultados. Lo que resulte finalmente, será basado en el caso particular, es decir, concretamente sobre el caso Pesqueira. No tendrá efectos resolutivos sobre otros aspectos que en este tema han estado presentes.

Por ejemplo, el hecho sabido y reconocido que cualquier instancia en México, ajena a la LMB, puede enviar peloteros a Estados Unidos y comercializarlos. Sea una academia cualquiera, un club de cualquier liga ajena a la LMB o el pelotero directamente. No existe el supuesto derecho monopólico de exportación por parte de la pelota de verano.

Lo que sí es todo esto es un llamado de atención sobre la muy rala y chafa estructura en que se basa el manejo de talento en México. Un sistema viciado en donde se acaparan firmas pero se congela la movilidad del joven pelotero. Aquí surge nuevamente la perversión del sistema, en el cual firmar con un club implica firmar para siempre, así sea firmar desde los 15 años de edad y nunca ser llamado al profesionalismo.

Sistema en donde existe el fogueo, sí, pero en el cual "instrucción y desarrollo" son mitos.

Y el otro tema, subyacente, el absurdo del crecimiento de la ambición de los padres de familia, tasando las facultades deportivas en valores monetarios y, en tanto, despojando de reflexión a las firmas que con el tiempo se deben entender como grandes errores.

Que si le platican a usted que ya andan firmando a niños de 12 años, más vale creerlo.

Culmina. Dos series más y se termina el rol regular de la temporada 2014 de la LMB, llega la hora de sacar las cuentas y los saldos, de separar los grupos y mandar a casa a aquellos equipos a los que no le alcanzó ni el tiempo ni el talento. Finalmente, habrá sorpresas al estilo Laguna o Campeche, qué bueno.

Todavía ayer se dibujaba la posibilidad de que en la zona Norte hubiera juego de "limbo eliminatorio" ante la cerrada diferencia entre Monclova, Tijuana y Saltillo.

Más que citar a los calificados y a los eliminados, ir armando el paquete de posibilidades para el 2015, en donde, como ya es costumbre, suenan de antemano las versiones de cambios de plazas y lo que derive.

Y bueno, tópicos como para empezar a escuchar música chiapaneca y guanajuatense.