Opinión

Y sí que fueron 'históricos' los (suprimidos) relevos patrios

Amanecer Deportivo

Por  Raúl Brito

Esta tarde, cuando la más simbólica de las justas atléticas en el puerto ‘arda’ con su edición 68, un sector que había sido rescatado e incluido -como la Máster y Veteranos- observará desde la banca lo que también pudo ser su fiesta y ya no será...al menos este año.

Contra su tradición de los últimos años, las actuales autoridades deportivas locales decidieron prescindir de la división de categorías (no sé bajo qué concienzudas razones todavía) en los relevos patrios y dejar únicamente la Libre, como en los remotos tiempos de su fundación en que los atletas mayores de 40 años simplemente no existían para los entonces directivos y no eran llamados.

Con esta suprimida convocatoria, el Imdem ‘alvarista’ no solo obligó a los másteres y veteranos ‘medir fuerzas’ con atletas más jóvenes que ellos, sino que aniquiló de tajo años de apertura e inclusión y mostró un desprecio por un sector que ya tenía ganado un buen espacio en la justa atlética de mayor relevancia e historia en Mazatlán.

¿A quién se le ocurrió esta ideota que le pega duro al orgullo, espíritu deportivo y autoestima del corredor? No sabemos si al propio Imdem, si al (acéfalo, por cierto) Club Municipal de Atletismo o si a algunos de los entrenadores, pero lo que sí sabemos es que, a raíz de esta eliminación, muchos atletas se quedarán en el estrado relamiéndose de ganas y no poder correr, excluidos, subestimados, ‘desinvitados’ a una fiesta que es suya...o era suya.

La víspera, el director del organismo, Humberto Álvarez, se jactó que los relevos serían históricos por la bolsa de 40 mil que se entregará, pero jamás reveló que el evento vendría acotado en dos de las categorías que, hasta el año pasado, eran en gran parte su razón de ser.

Es cierto que se mantiene el sector infantil y juvenil, ¡excelente! El asunto, sin embargo, pega en el ‘reculón’ que, en el rubro de la división de categorías, hizo el Imdem ‘alvarista’ basado no sabemos si, porque en su muy ‘inteligente’ criterio, los ‘guangos’ (dicho con todo respeto, ja) ya van pa’ fuera y no merecen un trato de inclusión.

Mal tino de la autoridad que, en su primer ‘Grito de Independencia, tuvo la oportunidad no solo de mantener una bien ganada tradición, sino de enriquecerla con una participación que pudo ser -eso sí- histórica. Pero les valió un comino.

En tanto y una disculpa a los castos oídos que se pudieran ofender por la bravata que hoy nos embriaga por la festividad patria, ahí les va un ¡Viva México, cabrones!

¿Se va Víctor Barboza?

Ayer trascendió que Víctor Barboza -sempiterno presidente del máximo circuito futbolero en Mazatlán, sí, la Liga de Primera Fuerza- ‘tiró la toalla’, desalentado por el incumplimiento de patrocinadores y el poco respaldo de algunos de los delegados.

Oficialmente, el también exdirector de la entonces Dirección Municipal del Deporte no ha dicho nada, pero ya los ‘calenturientos’ andan en búsqueda de un probable sustituto y hasta nombres, muchos nombres, manejan en el siempre controvertido medio futbolero patasalada.

Veremos qué pasa los próximos días.

La del estribo

A propósito de Humberto Álvarez -el director del Imdem-, no será él quien -como el año pasado- transmita los juegos oficiales de Venados de Mazatlán en la temporada que inicia el 11 de octubre, sino Juan Santana, un excompañero suyo en La Gran Señal.

Esta vez, los aires negociadores no soplaron en favor de Álvarez. Y es sano -y hasta ético- que un funcionario se olvide de ello, al menos por el tiempo que dure su función pública, para evitar aquello que los leguleyos llaman conflicto de intereses. Digo.