Opinión

Ya era hora

LOS MOCHIS
Avatar del

Por: Redacción

El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, solicitó a la compañía Transcanada le retirara el subcontrato a la empresa Grupo Cocomex porque no les paga a los trabajadores que laboran en la construcción del gasoducto en la planta del Oro, en Cuesta Blanca, sindicatura San Blas, El Fuerte.

La petición formal se la hizo llegar el coordinador de Proyectos Estratégicos del Gobierno estatal, Francisco Labastida Gómez de la Torre, a la representante de la compañía trasnacional, Lorena Patterson.

En realidad, la solicitud se había tardado. Desde que la empresa Grupo Cocomex empezó a trabajar en el proyecto del gasoducto ha incumplido con los pagos de los empleados por motivos que sólo los ejecutivos saben bien a bien.

Lo anterior porque cuando el personal de la empresa reveló que los salarios se habían atrasado por un error administrativo nadie se los creyó.

Sin embargo, los trabajadores y el gobierno del estado les dieron la oportunidad. Pero el mismo problema siguió al paso de las semanas, y si alguien quería conocer el motivo los funcionarios locales de la empresa los recibían a regañadientes, altivos y en forma prepotente.

Creen que los trabajadores están en el siglo 19. Pero no. Los trabajadores prestan sus servicios para obtener un ingreso con el fin de sostener a sus familias, por lo que no se amilanaron y siguieron con sus protestas y manifestaciones.

Pero ni así se les resolvió el problema, lo que hizo crisis. La situación le genera a Sinaloa una pésima imagen en virtud de que la tan cacaraqueada magna obra se está haciendo bajo condiciones de explotación de los trabajadores.

Además, ya estaba la advertencia de Labastida Gómez de la Torre de que sí Cocomex seguía sin pagar a sus trabajadores, se les rescindiría el contrato. Pero los de Cocomex ni se dieron por enterados.

Las quejas no pararon, por lo que el gobernador tomó la decisión antes señalada. Falta saber si Trascanada va a darle gas o no a Cocomex.