Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Ya es hora de que se apliquen Para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo

EL BESO DE JUDAS

Durante los festejos del Día Internacional de la Mujer se realizó una marcha en Culiacán para honrar a las féminas. El góber acepta que hay inequidad de género en su gobierno, por lo que seguirá dándoles espacios, que tal vez sean miniespacios, porque eso es precisamente lo que reclaman las mujeres, pues lo que quieren son más y mejores oportunidades. Aunque Malova lo acepta, con eso no se soluciona la bronca y seguro que a las damitas no les bastará con eso.

Sobre aviso no hay engaño. El alcalde de Ahome, Arturo Duarte, se fajó los pantalones y le dejó muy claro al exregidor Abraham Ibarra, que ahora chambea como subdirector de Desarrollo Social, que si no regresa su autoliquidación pa'l próximo viernes, le van a dar gas. Según el edil, no hay acuerdo, es decir regresa la lana o se queda sin chamba.

Tiene vara alta el chamaco. Dice la raza que el carnaval de Angostura no tiene chiste, pero mientras el presi del patronato, Juan Carlos González Miramontes, estaba tocando con su banda en una parranda, la fiesta carnestolenda a duras penas se estaba llevando a cabo. ¿Será que porque es novio de la hija del alcalde de ese municipio, El Pitón Castro, se preocupa poco?

Alegan sueldo. Los regidores del tricolor en Guasave le echaron el caballo encima al presi Armando Leyson Castro, pues alegan que no le van a autorizar un aumento de sueldo mientras no se confirme cuánto gana el alcalde por compensación. El Kory Leyson dice que no le alcanza lo que pagan, pues parte de lo que recibe se lo da a la gente necesidad. ¿Será cierto?

¿Y la lana apá? La raza de Villa Tutuli en Mazatlán anda bien enchilada porque supuestamente la administración municipal anterior no reportó parte de las aportaciones que hicieron a la CFE para que les instalaran el servicio de energía eléctrica. Los afectados aseguraron que Araceli Millán, dire de Bienestar Social en ese entonces, les cobró 300 pesos a cada vecino para la obra de certificación. La bronca es que unas 120 familias no han podido hacer uso del servicio porque dizque no pagaron, motivo por el cual exigen justicia porque, aseguran, ellos sí dieron el dinero.

Twitter: @Sirena_Cln [email protected]