Opinión

Zacatecas

Por  Marco Antonio Berrelleza

Después de terminar la conquista de Nueva Galicia, en 1541, los soldados desocupados se dedicaron a buscar minas por la región. Uno de ellos, mientras recorría leguas y más leguas en su caballo, supuso la existencia de ricas minas debido a una piedra, rica en plata, que le proporcionó en Tlaltenango un indígena. El indio dijo a Juan de Tolosa que la piedra procedía de un lugar situado a 15 jornadas de distancia. Guiado por el natural, Tolosa llegó a lo que hoy es la ciudad de Zacatecas el 8 de septiembre de 1546, día de la natividad de Nuestra Señora. Con un buen cargamento de mineral llegó hasta Nochistlán, donde los ensayistas le informaron que contenía bastante cantidad de plata y plomo de muy buena ley. El explorador de inmediato regresa con varios conquistadores al lugar, llevando herramientas indispensables para la explotación.

Esos son los antecedentes de la fundación de la ciudad de Zacatecas, aunque los historiadores toman la fecha del 20 de enero de 1548, día en que se encontraban reunidos el propio Tolosa, Diego de Ibarra, Cristóbal de Oñate y Baltasar Témino, así como otros mineros y artesanos españoles.

Zacatecas tiene poco más de 100 000 habitantes, está situada a 2 496 metros sobre el nivel del mar; tiene clima templado y seco y frío en invierno, con muchas lluvias en verano. Es un importante centro comercial y minero.