Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Zona de emergencia

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL
Avatar del

Por: Redacción

Navolato, Angostura y Guasave fueron los municipios más afectados en Sinaloa por los remanentes del huracán Odile que azotó y dejó devastado el estado de Baja California Sur, en el inicio de esta semana.

Por eso, el gobierno de Sinaloa evalúa la información sobre la viabilidad de solicitar la declaratoria de emergencia para los municipios arriba señalados, con el fin de que se vean beneficiados con los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales.

No es para menos, ya que cientos de familias están padeciendo de los estragos de las intensas precipitaciones que dejó el fenómeno natural.

El problema se acrecentó porque, como en el caso de Guasave, los drenes se desbordaron, ya que están azolvados, lo que no permitió que el agua corriera con mayor agilidad. Aquí hay personas damnificadas.

La situación no es nada halagadora. Otras zonas empezaron a tener problemas, como en el Estero de Juan José Ríos, en donde algunas familias fueron evacuadas por las inundaciones.

Sin lugar a dudas, con este mal tiempo quedó demostrado una vez más que en las ciudades y sindicaturas de la entidad hace falta infraestructura para evitar inundaciones.

Es la tarea pendiente que tienen los diferentes niveles de gobierno, que en ocasiones destinan los recursos para otras obras que no son prioritarias.

Por lo pronto, el secretario general de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, dio a conocer que la Comisión Estatal del Agua y los organismos de Protección Civil están recabando toda la información para conocer los daños.

Lo que esperan las familias afectadas es que no se tarden en tomar acciones en su apoyo.

En estos casos, los trámites deben de ser más ágiles porque no es posible que después de meses lleguen los apoyos, como ocurrió con los afectados por el huracán Manuel, en el centro de Sinaloa.