Opinión

Zona de peligro

GUASAVE

Por: Francisco Castro

Luego del trágico accidente ocurrido antier por la noche en el río Sinaloa, a la altura de Bamoa Pueblo, donde la creciente arrastró y cegó la vida del conocido empresario y vicepresidente de Canacintra, Arnoldo Rosas Leyva, sin duda surgirá la polémica sobre el trabajo preventivo que dependencias como Protección Civil deben realizar y señalar muy bien para que la población esté consciente de los riesgos que corre al introducirse a sitios de peligro.

Y es que el río Sinaloa a su paso por Guasave tiene varios puntos de alto riesgo debido a los hondables generados por la extracción de material pétreo, condiciones que nadie debería retar, mucho menos en momentos como los que actualmente se viven, pues con las lluvias que han sido constantes los niveles del río se han incrementado desde hace al menos tres semanas.

Sin duda, responsabilizar de un accidente como el del sábado a Protección Civil, sería muy irresponsable, pero lo que sí es criticable es que el titular de la dependencia, José Rosendo Castro, no sepa ni traiga a la mano los datos sobre los puntos de mayor riesgo a lo largo del río Sinaloa, pues se supone que es una información que debe manejar sin titubeos como el que ayer tuvo al ser cuestionado.

Desafortunadamente y como reza el dicho, después de ahogado el niño tapado el pozo, seguramente vendrán las críticas en ambos sentidos, lo mismo que las palabras de aliento ante una tragedia como esta, pero lo que nadie debe de perder de vista es que la naturaleza tiene sus riesgos y ante ellos lo mejor es ser precavidos.

Sin duda la pérdida tan lamentable por la que pasó el grupo de empresarios, que sólo buscaba una tarde de diversión, habrá de generar en ellos momentos de reflexión y de cambio a la hora de aventurarse a este tipo de experiencias.