Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

#bodakikeve Round 2: La boda religiosa

EL CUADRO

Desde mediodía nos empezamos a arreglar porque a eso de las 5 de la tarde era la misa. Por mi ventana, que estaba bastante bien ubicada, iba viendo llegar a todas las personalidades que iban pisando Manzanillo ese mero día; muchos andaban extrarrelajados asoleándose y bañándose en la alberca y los organizadores del evento originarios del puerto, montando la fiesta a la orilla del mar. La ceremonia religiosa se llevó a cabo a unos minutos del hotel, en una iglesia bastante pequeña y muy acogedora, en donde ya estábamos esperando a los novios toda la familia de Enrique Tachna, sus "best men" que no fallaron: Panchito Toledo con su esposa, Myrna de Toledo (tampoco fallaron los papás Toledo); Cacalo Ortiz y su esposa, Giny; Jorge Grijalva y su prometida, Lorence; Alejandro Elizondo, "El Cova", con la guapísima Myriam "Cumbia Norteña" y otros más, así como los papás de la novia, sus hermanos y las damas de honor, todas vestidas en un tono azul muy ad hoc con el evento playero. Obviamente, no me hace falta decir que la novia Evelyn Yeme se veía guapísima, cuerpazo y muy bonita, pero sobre todo feliz, ya que no quitaba la sonrisa de su cara. En primera fila no faltaron tampoco el Dr. Jorge Vega y Pamela Careaga de Vega (catalogada como una Tachna más), Nora de Pedrero, Ricardo Aguirre y Calita de Aguirre, Bernardo y Nayeli de Cárdenas, desde Denver para el mundo, la guapísima mazatleca Vanessa Bernal, los hermanos Balderrama, "Botete" y Gracielita de Amarillas, Juan Pablo y Almita de Amarillas, Daniela González, "Pelón" Pérez y Mayoyis de Pérez, Tano y Gaby de Estrada, etc… Obviamente, por la corte nupcial desfilaron María y Danica Tachna, luciendo modelos de Primorosa, hermosas con coronas de flores y canastas con arrocito, campanitas y demás para arrojar a los novios. Del brazo de mi guapísima abuela entró Enrique Tachna y esperó a su novia en el altar, que entró sonriente acompañada de su papá. La misa estuvo de lo más amena e interactiva, había demasiada buena vibra, demasiadas carcajadas, unos lloraban de la emoción y otros de risa, ya que el novio se aventó varias buenas puntadas a la hora de decir sus votos o tener que leerlos sin las antiparras, pero todo salió a pedir de boca, y vaya que sí, ya que al final los novios cerraron con un besazo muy aplaudido y esperado que fue el broche de oro de la ceremonia. Chequen nomás el cuadro saliendo como marido y mujer por la ley de Dios: