Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

De clima y efectos económicos y sociales

Por: Rigoberto Ocampo

El cambio climático es un fenómeno que afecta la naturaleza. Pero no es, necesariamente, explicación para aumento de sensación térmica, desbordamiento de ríos en zonas urbanas (cómo los recientemente ocurridos en Sinaloa), derrumbe de bardas en edificios de condominios lujosos frente al mar (que no con frente de playa). Van la traducción de partes de un artículo, publicado en inglés, producto de la investigación de año sabático como profesor investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa, “Economic and Social Consequences of Overweight and Obesity in the Education Sector in Sinaloa, Mexico”: http://www.aijssnet.com/journals/Vol_6_No_3_September_2017/7.pdf

Esperando respetar la consigna de Luis Gonzales de Alba: “Es una desgracia que quienes tienen acceso a medios usen un lenguaje críptico propio de iniciados”.

DE: PROYECCIONES DEL CLIMA Y NECESIDADES DE INFRAESTRUCTURA ELÉCTRICA Y DE AIRES ACONDICIONADOS

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) y el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)…realizaron una investigación…sobre las variaciones y proyecciones del clima. En el caso de Sinaloa, el clima es seco y semi-seco (con temperatura media anual entre 24 y 25°C y precipitación pluvial anual de 600 mm (INECC, 2014)…Sinaloa presentará un incremento de la temperatura entre 0.5 °C y 1.0 °C para el 2020, y entre 2°C y 4°C para el 2080; para el año 2050 se observará una variación en la lluvia de +10% a -20%, y una disminución entre 5% y 30% para el 2080. En la actualidad la temperatura ambiente en Sinaloa, en los valores de las isotermas, es muy variada. Sin embargo, la temperatura media en la mayor parte del territorio es de 24 °C. Aunada a esta información, está la del reporte del Centro de Investigación Regional del Noroeste del INAIFP (Ruiz, C., J.A., et al., 2005). Estas dos fuentes, pues, son la base para comprobar que no ha habido, ni habrá, en Sinaloa, grandes variaciones de temperatura ambiente que justifique la necesidad: primero, de aires acondicionados; segundo, de subestaciones eléctricas, para que funcionen estos aparatos; y, tercero, un mayor presupuesto para la adquisición de esta infraestructura y cubrir el aumento de las cuotas del consumo de energía eléctrica.

Adicional a esto, las investigaciones sobre el cambio climático confirman que durante el siglo XX hubo un incremento de 0.7 °C en la temperatura promedio del planeta. Sin embargo, si se pretende la instalación y operación masiva de subestaciones eléctricas y aparatos de aires acondicionado para paliar los efectos de estas variaciones, se debe contemplar el impacto ambiental que puede tener.

DE: CAMBIO CLIMÁTICO Y AIRES ACONDICIONADOS

El Centro Mario Molina, AC, un centro de investigación sobre medio ambiente, uso de la energía y prevención del cambio climático afirma que: “La temperatura promedio del planeta se incrementó en promedio 0.7 °C durante el Siglo XX, ¿por qué un aumento tan pequeño en la temperatura causa tanta preocupación? y ¿cuál es la relación de la temperatura con los cambios que se están dando en el clima del planeta? El clima es un sistema complejo en el cual interactúan muchos factores, entre ellos la radiación solar, los parámetros de la Tierra y su órbita (la distancia del sol y ángulo de inclinación), la composición de la atmósfera, el ciclo del agua, así como las características de la superficie terrestre y de la biósfera.” (Centro Mario Molina, AC, 2004).

Si algunos de estos factores contribuye a alterar el resto se puede observar que la instalación de 300 o más subestaciones eléctricas en el estado de Sinaloa tendría un alto impacto ambiental relacionado principalmente con la filtración de aceite con askarel (Bifenilo Policloro, Policloro Difenilo o Bifenilos Policlorados) el cual, “de acuerdo a la Agencia Norteamericana de Higienistas Industriales, un miligramo de askarel en el ambiente por cada metro cúbico (1mg/m3) es suficiente para ocasionar cáncer”. (Alvarado, Menchaca, & Rojas, 2009). Es decir, la instalación de subestaciones eléctricas y aires acondicionados en planteles educativos, además de la afectación presupuestal (como respuesta al sobrepeso y obesidad de los escolares y previsiblemente de educadores), significaría un elemento adicional que sumaría a las causas que están a la base del fenómeno de cambio climático.

PÁRRAFOS: DE CONCLUSIÓN

Es un error plantear la necesidad de aire acondicionado con el argumento de altas temperaturas atmosféricas, sin considerar que la existencia de individuos con sobrepeso y obesidad es la fuente primordial del problema. Este es un problema de salud multifactorial, y, de no atenderse en el futuro será un país con individuos con necesidades especiales que afectarán el desarrollo en todos los niveles. Se ha demostrado que la población escolar con sobrepeso u obesidad en las primarias del estado de Sinaloa, genera un mayor gasto público en el sector educativo. Esto como consecuencia de los gastos necesarios para mantener un medio ambiente especial…-en base a las estadísticas reportadas- la temperatura atmosférica registrada en los últimos años en Sinaloa no ha sufrido grandes variaciones. Esto da la base para explicar que más aires acondicionados en las escuelas en Sinaloa, no es por elemento climatológico. Es debido a existencia e incremento de población infantil con sobrepeso u obesidad. Es imperativo distinguir que esta necesidad no es por las variaciones climáticas, sino por incremento de sobrepeso y obesidad en alumnos y quizá también docentes. Finalmente, están las implicaciones expuestas que puede tener la operación de subestaciones eléctricas y más aire acondicionados en el cambio climático.

En esta nota:
  • Cambio climático
  • Sensación térmica