Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Cárdenas y el feminismo

Avatar del

Por: Rodolfo Peña Fárber

Imagen ilustrativa/ Pixabay

Imagen ilustrativa/ Pixabay

Los Estados Unidos, bajo el dominio del sanedrín judío de Nueva York, organizan todo lo que se hace en México, paso a paso y con disimulo para evitar oposición, siempre obteniendo ventajas a nuestra costa.

Ellos decidieron que México fuera una “república”, que nunca ha sido, federación de “estados”, que tampoco lo son; nos endilgaron sus sectas protestantes, nos abruman con sus productos y sus propagandas, sus vicios e ideas y hasta su lenguaje y modo de vestir y de vivir, comenzando tal proceso avasallador desde el siglo 19 por medio de las Logias masónicas, por medio de las cuales se apoderaron de nuestro sistema político, al grado de poner y quitar gobernantes a su antojo, tornando ficticio todo lo que llamamos “elecciones”.

CÁRDENAS, ignorante, tonto y servil, sirvió de precursor en México del FEMINISMO, sin siquiera darse cuenta de ello, como lo demuestran sus palabras y sus actos, como cuando pide públicamente al Congreso que se instituya el voto de la mujer, diciendo: “porque dedicada solo al hogar, la mujer es una peligros influencia retrógrada”.

Por esos y otros medios la revolución ha logrado lanzar a la mujer fuera del hogar y por eso ya no es ella lo que era: la mantenedora en el hogar del fuego sagrado de la Religión y de todas las virtudes.

Javier Iacaza, en ese ambiente cardenista y siendo Ministro de la Suprema Corte de la Nación, creía que el Estado cardenista les quitaría los hijos a las madres, lo cual, aunque no se hizo materialmente, sí se realizó moralmente, intelectualmente y socialmente. Los malos resultados de esto son evidentes.