Opinión

El Ingenio

Por  El Ingenio

Foto temática/ Reforma

Foto temática/ Reforma

El día D. La hora de la verdad llegó para los dirigentes de los partidos políticos y los candidatos a los diferentes puestos de elección, que sin lugar a dudas están en manos de los ciudadanos ahomenses, quienes hoy acudirán a las urnas para emitir su voto. De hecho, unos y otros ya deseaban que la elección llegara para que se despeje la incógnita de quién va a estar sentado en las instituciones de poder en los próximos años.

Se podría dar el caso de que lleguen algunos nuevos y otros repitan en los cargos, lo que se sabrá con certeza a partir de las 18:00 horas, cuando se cierren las casillas y los funcionarios cuenten los votos. Los alrededor de 320 mil ahomenses que aparecen en la lista nominal tienen la última palabra.

Y dicen que ayer los líderes de los partidos, sus abanderados y operadores traían los nervios de punta, pero moviendo cielo, mar y tierra para verse favorecido por el voto ciudadano. Por lo pronto, Juan Manuel Pintado, vocal ejecutivo de la Junta Distrital 02 de Ahome, espera que los electores acudan a las urnas con civilidad para sufragar por sus candidatos de preferencia.

Observadores. Los que cacaraquearon que van a fungir como observadores electorales son los abogados de la Federación de Abogados de Sinaloa (Fedesin). Uno de ellos es el coordinador de asesores de la organización de litigantes, Joel Godoy Corrales.

Así como él cumplieron con los requisitos ante el Instituto Nacional Electoral otros más. Algunos desean que cumplan con su papel de observadores como los exhorta el órgano electoral. Es decir, que se conduzcan con imparcialidad, objetividad, legalidad y sin vínculos con partidos u organización alguna, lo que otros lo ven difícil porque existe el antecedente que los principales líderes de la Fedesin se la están jugando con alguno de los candidatos. Incluso, hasta se reunieron con algunos de ellos en la campaña. Sin embargo, se habla que si quieren desviarse de su papel de seguro tendrán cuña.

Las llaves. Dicen que más que atinada fue la decisión que tomó el alcalde de Ahome, Manuel Urquijo Beltrán, de que todos los vehículos de la comuna se pararan. Es decir, que no circularan este fin de semana para evitar que alguno de sus funcionarios o trabajador metiera las “cuatro” este día de las elecciones. Juan Antonio Garibaldi, secretario del Ayuntamiento, supervisó desde el viernes en la tarde que la instrucción del alcalde se cumpliera. Hasta las llaves tuvieron que dejar los que traen asignados vehículos oficiales. Más seguros más amarrados.

Desencanto. Desde que el senador panista Francisco Salvador López Brito se montó en el tema del derrame de la presa de jale de la mina de Río Tinto, Urique, Chihuahua, levantó simpatías ante la falta de confianza de los resultados de los estudios oficiales. Sin embargo, el encauzamiento que le está dando ya no les gustó. En lugar de sostener y aumentar el respaldo a sus acciones, todo indica que hubo cierto desencanto. El hecho de que haya acudido al río Fuerte a levantar muestras de agua sin la más mínima formalidad, le restó seriedad a sus acciones. Así como lo hizo, a la brava, algunos señalan que tampoco les va a generar certeza en su resultado, que es lo que creían que ocurriría con su iniciativa.

Sin agua. En el momento menos oportuno los fortenses se quedaron sin agua potable. Se habla que el motivo fue por el desperfecto de la bomba centrífuga del río Fuerte que canaliza agua a la planta potabilizadora. El gerente general de la Japaf, Javier Solíz Gutiérrez, dio esta justificación de la carencia del vital líquido en los hogares fortenses que muchos lo entendieron, pero otros simple y sencillamente no lo asimilaron y están molestos. ¿Irá a influir esto en las elecciones de hoy? No es el único caso en el terreno de Solís Gutiérrez porque los pobladores del campo Esperanza hasta amenazan con bloquear la carretera Los Mochis-El Fuerte por los problemas del agua y drenaje.