Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa.(EL DEBATE)

Quirino Ordaz Coppel, gobernador de Sinaloa. | EL DEBATE

Calambres. Intencionadas o no, para meter calambre o no, hay quienes aseguran que la sacudida que el gobernador Quirino Ordaz Coppel le está dando a su gabinete va a seguir a mediados de la semana, por lo que algunos funcionarios con corte político están en la picota.

De hecho, a mediados de semana corrió la versión de que Enrique Villa Rivera había renunciado como secretario de Educación Pública y Cultura de Sinaloa, al igual que su coordinador de asesores, Francisco Miguel Cabanillas, quien recién asumió el cargo tras dejar la Subsecretaría de Educación Media Superior y Superior. Sin embargo, estos funcionarios siguen laborando de manera normal.

Lo raro es que hasta funcionarios del sistema educativo dieron por hecho la salida de Villa Rivera y Cabanillas. Sin embargo, los que saben perfilan que quizás sí vaya haber cambios, pero a nivel de dirección o coordinaciones en el sistema educativo sinaloense.

Perfilada. Este último augurio embona con el hecho de que a Maribel Vega Quintero, excandidata a diputada local en El Fuerte-Choix, la ubican desde hace días en una posición en el Colegio de Bachilleres de Sinaloa (Cobaes). Sin embargo, ya no se sabe si es para quemarla o si ya verdaderamente es un hecho.

Lo que sí es que a Vega Quintero ya se le empezó a mencionar también para la rectoría de la Universidad Autónoma Intercultural de Sinaloa, lo que algunos lo ven con reserva porque el perfil para ese tamaño de responsabilidad no le da.

Como que algunos le dan fuerza a esto por las condiciones en que se encuentra la rectora de la UAIS, María Guadalupe Ibarra Ceceña, de quien se habla en los círculos de café que está haciendo una hacienda en la sindicatura de Mochicahui.

Proyecto. La visita que hizo el excandidato a senador Héctor Melesio Cuen Ojeda a Los Mochis este fin de semana acredita que va a seguir con “alta exposición pública” para reposicionar al Partido Sinaloense que, según él, no le fue tan mal en la pasada elección porque tuvo más votos que algunos partidos nacionales.

Cuen Ojeda trae en su agenda temas de interés para la sociedad sinaloense, pero lo que muchos se preguntan es que si esta plataforma la va a usar para relanzar su imagen para entrarle o no otra vez por la gubernatura.

Cuen Ojeda no ha dado color sobre este particular. Dicen que es muy pronto para definir el proyecto para el 2021, pero si el exdiputado local del PAS quiere repuntar con la ciudadanía tendrá que tener reservas con algunos que lo cuentean con que van a jalarle miles de votos que al final solo existen en sus sueños, como los que prometió un excandidato a regidor que se le pega como resistol cuando viene a la ciudad. Algunos mencionan que como en este caso en igual de sumar, restan. Son antivotos, pues.

Con un pie afuera. Dicen que ya el expresidente del PRI en Ahome y exdiputado local Fernando Zapién Rosas fijó su postura de las buenas intenciones de sus amigos o mala leche de sus adversarios, según califica las versiones de que va a la presidencia del tricolor en Sinaloa.

A esa posición le entraría dependiendo las condiciones en que se daría y de quienes llegarían al proyecto nacional. Sin embargo, ya algunos le cuestionan de que si dice ser leal al tricolor, no le encuentran congruencia de que esté retirado del mismo.

Su justificación es que su retiro es una forma de protesta por las decisiones que se han tomado. Pues sí. No le han favorecido con candidaturas. ¿Y cuándo sí le favoreció?

Zapién Rosas cada vez es más recurrente en su comentario con sus cercanos de que si no entran liderazgos con pertenencia al tricolor tras la estrepitosa derrota del 1 de julio es altamente posible que renuncie. ¿Le quedarán ganas a sus amigos de seguirlo promoviendo para el PRI estatal? 

En esta nota:
  • El Ingenio
  • Los Mochis
  • Quirino Ordaz
  • Cambios
  • Gabinete
  • Héctor Melesio Cuen