Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

A un costado de la carretera federal solicitaron pronta respuesta a la carencia de agua. | EL DEBATE

A un costado de la carretera federal solicitaron pronta respuesta a la carencia de agua. | EL DEBATE

Desespero. La situación de falta de agua potable está siendo crisis en Ahome. El desespero, la angustia, les está ganando a la población, como en la sindicatura Villa Gustavo Díaz Ordaz, donde los vecinos que perdieron todo no ven que las autoridades de los tres niveles de gobierno hagan algo para restablecer el servicio tras el azote de la depresión tropical 19-E.

Anoche un grupo de vecinos se apostó a un lado de la carretera internacional, a la altura del bulevar-gasolinera, amenazando con bloquearla para ver si alguien los toma en cuenta.

Desde temprano, por las redes sociales se convocó a una manifestación en ese punto, al que llegaron hombres y mujeres, a los que poco a poco se sumaban más y con más radicalismo.

El punto es que ellos consideran que pese a tener cuatro días sin el servicio de agua los trabajos de reparación del tubo que reventó en la calle 400 ni siquiera han iniciado. Entonces no tienen claro para cuándo se restablece el servicio para consumo personal y para limpiar y desinfectar las casas, a las que no pueden entrar por la humedad y la peste.  

Apagafuego. Casi de inmediato, tras la manifestación que amenazaba con subirse a la carretera Internacional, el secretario de Desarrollo Sustentable en Sinaloa, Álvaro Ruelas Echave, se trasladó a El Carrizo para atender a los inconformes.

En realidad, el bloqueo de la carretera internacional sólo empeoraría la situación por la que se atraviesa en esa zona, pero dicen algunos que no les queda otro recurso para hacerse escuchar. De hecho, antier por la tarde se reabrió la carretera a la altura de la posta, entre el Poblado 5 y El Carrizo, lo que resolvió el grave problema de estrangulamiento.

Ni para el sur ni para el norte había tráfico porque ahí, en el puente que se acaba de construir, reventó por la presión del agua del dren que se desbordó. El arreglar de inmediato ese problema le dio un respiro a todo mundo.

Al final Ruelas Echave logró que no se bloqueara la rúa federal al explicarles lo que se está haciendo y que hoy llega el tubo y en dos o tres días se soluciona el problema. Pues ya los vecinos tuvieron claridad.

Desfile. La desgracia que está pasando en El Carrizo es similar de la que están viviendo en otras comunidades rurales de Ahome. O en otros lugares están hasta peor.

Por ejemplo, en La Cuchilla de Cachoana, en la sindicatura de la Villa de Ahome, la gente aún sigue bajo el agua. No tienen nada. Literal. O en el ejido Olas Altas donde el hambre y la sed impera. Además, no sólo en la zona rural la están pasando de la “patada”.

También en colonias y fraccionamientos de la ciudad las cosas no pintan nada bien. Aquí las familias lo perdieron todo, como ocurre en la Rosendo G. Castro, Las Mañanitas, etc. Las condiciones que se viven en una y otra parte, sin exagerar, es de calamidad. Por eso, para atemperar el golpe, hay un desfile de funcionarios de alto nivel, del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, que traen apoyos, como el secretario de Desarrollo Social, Eviel Pérez Magaña.

Algunos de los damnificados dicen que está bien que prometa empleos temporales, pero lo que quieren de urgencia es comida y agua, lo que sí trae, pero por el tamaño de la emergencia parecen insuficientes.

Otros más. Otro que vino es David Penchyna, director del Infonavit, quien ofreció apoyos a quienes resultaron con las casas dañadas. También el secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quien recorrió la zona devastada en compañía del gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien también recibió al secretario de Salud, José Narro.

Por la visita de funcionarios de altos vuelos no quedan los ahomenses, ahora falta ver si los apoyos que están aterrizando y ofreciendo alcanzan.
 

En esta nota: