Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

Gerardo Vargas Landeros.(EL DEBATE)

Gerardo Vargas Landeros. | EL DEBATE

Confesión. No son pocos los priistas que le están aplicando al exsecretario general de Gobierno Gerardo Vargas Landeros el dicho aquel de que a confesión de parte relevo de pruebas. Y es que aunque ya se las olían, muchos priistas quedaron azorados por las revelaciones que hizo de que en las pasadas elecciones él y su grupo Fuerza Trébol se la jugaron con candidatos del PRI, pero también con candidatos de otros partidos políticos, entre ellos algunos de Morena.

Hay varias lecturas sobre lo dicho de manera abierta por Vargas Landeros, pero lo que sí es que para sus adversarios dentro del tricolor les cayó como anillo al dedo para acreditarle a los priistas sobre quién es realmente leal y quién no al PRI.  

“No que no”, dicen algunos en referencia de que Vargas Landeros una y otra vez refrendaba su fe priista cuando lo etiquetaban de la corriente de los priistas desleales. En lo que unos y otros coinciden es que Vargas Landeros, con esa confesión y otras que hizo, se vaya olvidando de la candidatura priista a la gubernatura. Sin embargo, eso no le quita el sueño porque no sería la primera vez que lo desplazan de golpe y porrazo por esa posición. Sea lo que sea, las cartas ya las echó el líder de la Fuerza Trébol rumbo al 2021.

A otro barco. Quizás por eso, porque cada quien hace lo que quiere al fin y al cabo la “conducta desleal” queda impune en el Partido Revolucionario Institucional, hay desbandada en el tricolor de Ahome. Cuando menos ese fue el mensaje que se envió ayer cuando en forma sorpresiva el expresidente del tricolor y exdiputado local Fernando Zapién Rosas; la exdiputada local Ana Menchaca de Saquelares; Martha Wilson, entre otros, se sumaron al proyecto del alcalde electo Guillermo “Billy” Chapman.

Zapién Rosas, Menchaca de Saquelares y los otros estuvieron en la reunión que sostuvo Chapman con la comunidad del ejido Vallejo, en lo que se denomina asamblea popular. Para que más se hable se llevó a cabo en la casa de Menchaca de Saquelares, en donde llegaron además líderes formales y naturales, indígenas, entre otros. Una cosa más: el operador de la “asamblea popular” fue Alberto Corvera, exdirector de Desarrollo Social, alfil del exdiputado federal Bernardino Antelo Esper.

Equipos. No la pensó más el virtual gerente general de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome, Luis Felipe Villegas Castañeda, en empezar a nombrar a sus colaboradores, como ya lo hicieron otros que van al gabinete municipal.

Villegas Castañeda llamó a colaborar a Rodrigo Robles Álvarez como gerente de Administración y Finanzas, y a Alejandro López Pérpuli como gerente de Recursos Materiales, invitación que estos aceptaron. El que no se quedó atrás de ir conformando su equipo es el próximo director de Difusión y Relaciones Públicas, Juan Bautista. Los que le tomaron la palabra para integrarse a su equipo son Luis Geovany Ontiveros Rivera y Jasiel Almeida.

Grilla. Ahora que el Partido del Trabajo ganó la elección en Ahome, con Morena y Encuentro Social, a algunos les nació el interés por tomar por asalto la dirigencia porque visualizan que van a ser tiempo de vacas gordas. De hecho, ya tienen el escenario montado para darle un golpe de estado a Mario Hilario Flores Leyva como presidente del instituto político.

Quienes conocen del tema señalan que en una actitud de ingratitud el comisionado del PT en Sinaloa, Leobardo Alcántara, encabeza esa operación desde lo oscurito. Trae al regidor electo Raymundo Simons Cázarez, quien quiere esa posición.

Se habla que Flores Leyva está en la mejor disposición de dejar la dirigencia, pero ya tiene las cuentas listas para que le paguen lo que le deben. Y es un cuentón sobre el que Alcántar Martínez se hace de la vista gorda.

En esta nota: