Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

El Ingenio

Por: El Ingenio

Roberto Cruz.(EL DEBATE)

Roberto Cruz. | EL DEBATE

Más claro ni el agua. Cada vez corre más la versión de que Roberto Cruz Castro está con un pie dentro del nuevo gobierno morenista una vez que se le acabe el agua al bule en el Congreso del Estado.

Algunos lo ubican en el gobierno municipal de Ahome con Guillermo “Billy” Chapman y otros en la estructura federal, pegado al coordinador general de Proyectos Sociales en la entidad, José Jaime Montes Salas.

La especie cobró más fuerza tras conocerse una reunión que sostuvo el diputado local panista con el diputado federal de Morena Ignacio Mier Velasco y con el alcalde electo de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman. La reunión fue entre estos y sus respectivas familias. Eso fue en Puebla, en un lugar no precisado.

Por lo pronto, se ve que Chapman tejió relaciones con Mier Velasco para con su apoyo sacar adelante proyectos que beneficien a Ahome.

Los trancazos. En las próximas horas se va a conocer la reacción de los panistas y se va a saber si no le salen al alcalde electo de Ahome, Guillermo “Billy” Chapman, como lo hicieron los priistas cuando se reunió con Ana Menchaca, Fernando Zapién Rosas, Alberto Corvera, entre otros.

De hecho, con el encuentro toma forma la tesis de los panistas de que Cruz Castro tarde o temprano iba a caer en los brazos de los líderes de Morena. Pues sí, ahora estos tienen el poder. Y que solito se iba a ir del PAN sin necesidad de correrlo.

A la conveniencia, lo mismo que algunos priistas dijeron de Menchaca, Zapién y compañía. Es más, la activista del grupo de las m arrobadas Patricia García Galindo habló muy duro en contra de estos, que solo restan y que su lealtad termina cuando sus beneficios personales se acaban. No cabe duda que están de a peso los guamazos en el reacomodo del poder.  

Resistencia. Dicen que el comisionado del Partido del Trabajo en Sinaloa Leobardo Alcántara no la va a agarrar tan fácil para desbarrancar del liderazgo al presidente de ese instituto político en Ahome, Mario Hilario Flores Leyva. Lo que pasa es que en cuanto trascendió la grilla que traen algunos, alentados por Alcántara, contra Flores Leyva, este recibió el respaldo de quienes integran el partido.

Sean pocos o muchos, familiares o no, el caso es que el líder petista en Ahome tiene con que enfrentar la embestida de quienes ahora sí se interesan por el partido. Flores Leyva les ha dicho a unos y otros que no hay ningún problema, que pone en manos de Alcántara la posición.

Sin embargo, antes de eso, le sugieren sus cercanos, que le exija cuentas claras al comisionado estatal que a nadie le informa el manejo de los recursos que recibe.

Ni un peso partido por la mitad manda a los comités municipales que se la rascan con sus propias uñas. Le salieron bravos los petistas a Alcántara Martínez.

A cuentagota. Las cuentas no le están saliendo a Miguel Favela, dueño del equipo de futbol Murciélagos de Los Mochis. Y es en perjuicio de los futbolistas a quienes les paga con miles de batalla sus servicios. Es más, dicen que ya los jugadores están en límite.

Resulta que de los 24 que integran el equipo les pagó a 12 a duras penas, luego a otros cuatro y a los ocho restantes los trae que mañana sí y al día siguiente les sale con lo mismo. Como es obvio esto ha levantado la inconformidad de todos nada más que han aguantado vara. Pero nadie garantiza que lo sigan haciendo. De seguir con esa misma situación el problema puede estallar de un momento a otro.

No da una. Al que no le ha ido bien en las elecciones es al exalcalde de Choix Francisco Márquez. En la antepasada jugó con el PRI en contra del panista Lindolfo Reyes y la perdió, ahora volvió a jugar con el PRI llevando a Lindolfo Reyes y la volvió a perder porque les ganó la alcaldía Omar Gil Santini. Pero dice que es leal al PRI y así seguirá.

En esta nota: