Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Batalla épica en el Congreso

Por: Tomás Chávez

Batalla épica en el Congreso(Archivo/ EL DEBATE)

Batalla épica en el Congreso | Archivo/ EL DEBATE

Al estilo “del último de los mohicanos”, ayer se libró una batalla épica en el Congreso del Estado, posiblemente la última decisiva en la actual legislatura que ya va de salida y en la cual las huestes priistas, aliadas con varios diputados panistas, salieron derrotadas a pesar que quedaron en “ya merito”, les faltó un voto para aprobar la autonomía de la Auditoria Superior del Estado y la Ley Orgánica del Congreso.

Son dos grandes coaliciones las que se enfrentaron: por un lado, toda la bancada del PRI comandada por Víctor Godoy y apoyada por los panistas Tania Morgan, Zenén Xóchihua, Juan Pablo Yamuni y Francisca Henríquez, que reunieron 26 de los 27 votos que necesitaban para reformar la constitución; por el otro lado, el bloque de dos diputados de Morena, los seis del PAS, uno del Panal, un independiente y Roberto Cruz y Silvia Treviño y Alejandro García del PAN que juntaron 13 votos. Efrén Lerma del PRD se ausentó.

Roberto “El Güero Cruz”, quien junto con Víctor Corrales del PAS dieron la batalla cantaron victoria por haber frenado la que califican como una reforma aberrante que hubiera lastimado la voluntad del pueblo de Sinaloa.

Funcionarios estatales por su parte se deslindaron de la propuesta asegurando no la impulsó el Gobierno del Estado, sino que los grupos parlamentarios del PAN, PRI y Panal revivieron una vieja iniciativa que tenían en un intento de fortalecer las facultades y la operación de la ASE para una mayor prevención y combate a la corrupción.

“Aquí no ha pasado nada, que siga la fiesta”, el choque de puntos de vista ya pasó y ahora se abre la posibilidad que se restaure la armonía entre las bancadas legislativas que a fines de septiembre entregarán el relevo a la nueva legislatura controlada por Morena.

Popurrí. Se alborota la gallera rumbo al 2021, se empiezan a dilucidar dos escenarios completamente contrapuestos: por un lado surgen precandidatos como Héctor Melesio Cuen del PAS, Germán Escobar de la CNC, Daniel Amador del SNTE y Gerardo Vargas, y por el otro lado, el preludio de un posible desmembramiento del PRI en una serie de partiditos gremiales.

Cuen ya tiene al PAS y podría hacer alianza con Movimiento Ciudadano y separarse de inmediato del PAN, porque pasada la alianza le resultó contraproducente, mientras que Germán Escobar y Daniel Amador intentarían formar un partido magisterial, y uno de campesinos para desligarse de la mala imagen del PRI.

Lo que no toman en cuenta los “madrugadores” es que Morena puede llegar con una fuerza emergente difícil de vencer para el 2021 y que en la campaña pasada surgieron cuadros fuertes como los senadores Rubén Rocha e Imelda Castro, el virtual superdelegado federal Jaime Montes y los alcaldes de Culiacán, Jesús Estrada; de Mazatlán, Guillermo Benítez, y de Ahome, Billy Chapman, que podrían llevar mano para la próxima contienda.

FUGA PRIISTA. En masa los autodenominados líderes naturales priistas Ana Menchaca, Fernando Zapién, Martha Wilson, Alma Delia Castañeda y Ubaldina López se pasan al barco morenista: ayer se reunieron con Billy Chapman en el ejido Vallejo.

En esta nota:
  • Ojo indiscreto
  • Congreso del Estado
  • Panistas
  • Priistas
  • Billy Chapman