Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Las cuentas alegres de Peña Nieto

Por: Tomás Chávez

Enrique Peña Nieto.(Agencia Reforma)

Enrique Peña Nieto. | Agencia Reforma

Ante la élite política, ante más de mil 500 invitados, el presidente Enrique Peña Nieto repitió el sexto informe de gobierno que ya había enviado el sábado pasado al Congreso, lo cual no es otra cosa que un rosario de cuentas alegres en el que en apariencia nos dejará un país color de rosa, donde como por arte de magia desaparecieron los problemas que aquejan a los mexicanos.

Según EPN cumplió el 97 por ciento de sus compromisos: bajó la pobreza en dos millones de personas, se crearon 4 millones de nuevos empleos, se abatió la corrupción, el estado retomó la rectoría de la educación y “nos propinó el gasolinazo, pero porque era un mal necesario” a pesar que había prometido que con la reforma energética bajarían los combustibles y la electricidad.

El presidente no dice nada de “la estafa maestra” con la que entre Sedesol y Sedatu desaparecieron más de 7 mil millones de pesos destinados a los marginados, tampoco que deja una deuda de 11 mil millones de pesos, lo que indica que cada año de su gobierno endeudó a México en un billón de pesos, equivalente al 20 por ciento del presupuesto federal.

Tampoco que se solapó la escandalosa corrupción de los gobernadores de los estados, la apropiación de Pemex, CFE y todo tipo de empresas que antes eran estatales y que ahora pertenecen a políticos de los últimos tres sexenios y que en menos de seis años el número de muertos y desaparecidos ya rebasa los 200 mil.

Peña Nieto y sus principales colaboradores y cómplices todavía no alcanzan a digerir que más de 30 millones de mexicanos votaron en contra del PRIANRD el pasado 1 de julio por el hartazgo contra la corrupción y la ineptitud y que no solo piden que dejen de inmediato el gobierno, sino también que los encarcelen y los obliguen a regresar las millonadas de dinero que se robaron.

Con la transición el pueblo está dando la última oportunidad para el cambio pacífico, hay muchas esperanzas puestas en el nuevo gobierno que asumirá las riendas del país a partir del 1 de diciembre y si falla se corre el peligro de estallidos de violencia que afectarían a todos los mexicanos. Así de grave esta la situación, no hay nada de que vanagloriarse.

Popurrí. A ritmo acelerado la SCT que dirige en Sinaloa el mochitense Héctor García Fox inició los trabajos preparativos para la construcción del primer tramo de 7 kilómetros de la carretera Badiraguato-Parral, con lo que se comunicará a nuestro estado con Chihuahua y Durango a través de la Sierra Madre Occidental.

La inversión inicial es de 180 millones de pesos y quedarán pendientes 28 kilómetros de carretera y hay la esperanza que para el próximo año se presupuesten recursos para la carretera Los Mochis-Chihuahua que tanta falta hace.

POLÉMICAS. Las inundaciones provocadas por las lluvias del pasado sábado y la reunión de los alcaldes Álvaro Ruelas, Manuel Urquijo y Billy Chapman son los acontecimientos que mayor polémica han levantado durante los últimos días y que provocaron verdaderas guerras de tuiters a favor y en contra y seguirán siendo el foco de las charlas de café. 

En esta nota:
  • Ojo indiscreto
  • Enrique Peña Nieto
  • Sexto informe de gobierno