Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Las «pluris» ya no son como antes, y Paquis Corrales lo sabe

Por: Luis Enrique Ramírez

Francisca Elena «Paquis» Corrales. El Debate

Francisca Elena «Paquis» Corrales. El Debate

En el PRI, aparecer en una lista de representación proporcional ya no es necesariamente señal de favoritismo. Por el contrario: a la luz de los recientes cambios estatutarios que incluyen candados a las plurinominales, ser incluido conlleva el riesgo de sacarse la rifa del tigre. 

Formar parte de cualquier lista «pluri», a nivel local o federal, impide «saltar» a otra posición parlamentaria por la misma vía. Si el diputado local, federal o senador alcanzó a ocupar el cargo, la medida no es injusta: lo bailado ni quién se lo quite. 

El detalle es que la regla aplica por igual a todos los enlistados, así vayan en los primeros lugares de la relación o en los últimos. 

Es decir, que aquellos que antaño se sentían honrados por figurar en el lugar veintitantos de la lista y hasta lo mencionaban en su currículum, hoy rezan para que, si no les toca en los primeros ocho o nueve sitios, mejor que ni se acuerden de ellos. 

En varios estados, incluso, el tema ya es motivo de demandas de inconformidad ante tribunales: ninguna se ha resuelto hasta ahora, pues seguramente «hubo línea» de darles cauce hasta después del 18 de marzo, cuando venció el límite legal para entregar las propuestas al INE.

«Triste su calavera», dirían los chilangos, pues se quedaron sin la miel y sin la jícara. Al final, las otrora anheladas «pluris» pueden funcionar como una trampa, a partir del cambio en los estatutos del PRI que tuvo lugar en agosto del año pasado. 

MÁS «ASEGUNES». Antes de esa reforma, inclusive, en Sinaloa se presentó un caso que ilustra cómo una «pluri» puede ser un arma de dos filos por una razón distinta: 

En las elecciones del 2016, la votación en favor del PRI fue tan cuantiosa en nuestro estado que le hizo ganar 23 de los 24 distritos locales de mayoría. 

En consecuencia, no pudo entrar ni un solo diputado de la lista plurinominal, que encabezaban Joel Bouciéguez, actual presidente municipal interino de Mazatlán, y Francisca Elena «Paquis» Corrales, al parecer en retiro temporal o por lo menos geográfico, «metropolitazada» a raíz de su relación con el presidente del PRI en el Estado de México, Ernesto Nemer, un hombre tan poderoso en el Grupo Atlacomulco que fue el principal artífice del triunfo del tricolor en la gubernatura de Edomex en 2017: coordinó la campaña de Alfredo del Mazo.

Tal vez precisamente porque la «pluri» local del 2016, que nunca ocupó, la condenó a no aspirar a otra, es que Paquis ha quedado fuera del reparto este año. O tal vez sea cierto el rumor de que ya se quería retirar de la vida pública y vivir plácidamente como señora de su casa. Se ha alejado de quienes antes eran sus «bff’s» (best friends forever) como Paola Gárate y Adelaida Ayón, a quien incluso hizo salir del cargo de delegada de Profeco.

Pero el día de la unción de José Antonio Meade como candidato del PRI (Foro Sol, 18 de febrero), Paquis reapareció y se tomó selfies con priistas sinaloenses, lo cual alimentó la idea de que Ernesto Nemer pudiera incluirla como senadora plurinominal. Ya vimos que no fue así, y que, en cambio, Nemer figura en el lugar número 7 de la quinta circunscripción como diputado federal de representación proporcional por Edomex. 

Las «pluris», tan vilipendiadas, son en realidad un instrumento indispensable para nuestra vida democrática. Desaparecerlas significaría un retroceso en materia de pluralidad. Cada partido suele elegir a sus mejores cuadros para tales posiciones: en general, personajes con conocimiento legislativo para que no suceda lo mismo que cada tres años en el Congreso de Sinaloa, por ejemplo: ver a Marthita Arredondo explicar a los diputados entrantes la dinámica parlamentaria, como si fueran niños chiquitos. 

La posibilidad de reelección permitirá, a quienes así lo decidan, hacer verdadera carrera legislativa y convertirse en esos pilares de nuestras cámaras que resultan fundamentales en todo sistema democrático.

En esta nota:
  • Elecciones del 2016
  • Francisca Elena
  • Retiro temporal